Para muchos analistas la soja tenía altas posibilidades de cotizar por encima de  los USD 650, sin embargo la semana pasada llegó a cotizar USD 490. Mariano Otálora lo explicó en la última edición del programa Qué Hacemos con los pesos (A24): “El movimiento en la cotización se produjo luego de que la FED en EE.UU. anunciara una suba de la tasa de referencia en 2023, cuando el mercado la esperaba recién para 2024″. Si bien la economía americana se encuentra ya en niveles pre pandemia, las alarmas se encendieron porque el mercado de empleo aún no se recuperó.

La baja de la soja sucede luego de que Argentina se haya producido la mayoría de la liquidación de exportaciones de granos, sumada a un alza del dólar a nivel global y de los costos de endeudamiento, impactará de lleno en las cuentas fiscales y sumará presión al dólar mientras que Argentina atraviesa un año electoral.

 

Ante los desafíos que plantea el nuevo contexto, el economista Gastón Rossi remarcó: “En el corto plazo el Gobierno cuenta con un colchón con el cual hacer frente a los vencimientos de deuda, pero le agrega incertidumbre a lo que sucederá en 2024, por lo que se hace más necesario una renegociación por la deuda”.

Mirá el análisis completo en el programa:

parte 1

parte 2