Son todos activos internacionales de renta variable, recomendados para quienes quieren incorporar un poco de riesgo en sus carteras. Dos de las acciones son de firmas norteamericanas y una coreana.

Mirá el análisis de Gustavo Neffa, socio de Research for Traders (RFT) en Qué Hacemos con los Pesos (A24).