La ansiedad por el avance de la pandemia del nuevo coronavirus volvía este miércoles con fuerza a los mercados, con fuertes pérdidas en las bolsas europeas, de Asia y de Wall Street, tras haber tenido un comienzo de semana favorable.

En los mercados pesa la letal aceleración del virus en Estados Unidos, que suma 4.476 muertos ahora con más víctimas registradas que China y donde el presidente Donald Trump pidió a la población prepararse para semanas “muy, muy dolorosas”.

Wall Street cedió a las preocupaciones. El Dow Jones Industrial Average perdió 4,44%, a 20.943,37 puntos, el Nasdaq -de componente tecnológico- 4,41%, a 7.360,58 puntos, y el S&P 500 bajó 4,41%, a 2.470,72 puntos.

“No tenemos ninguna razón para volver al alza de forma duradera antes de tener certezas (…) sobre una salida de este confinamiento que detiene por completo nuestra actividad económica”, dijo a la AFP Michaël Jacoby, responsable de corretaje en Europa de Oddo Securities.

“Estamos en una fase de intercambios bursátiles” a muy corto plazo, “con micro subas, pero la tendencia general sigue siendo totalmente negativa”, explicó.

El nuevo coronavirus ya deja más de 900.000 contagios en el mundo, y ha provocado al menos 45.719 muertos desde que apareció en diciembre, según un balance establecido por la AFP con fuentes oficiales, este miércoles a las 19H00 GMT.

Las autoridades consideran que hasta ahora, al menos 176.500 personas se curaron de la enfermedad que alcanzó a 187 territorios o países.

En este contexto, en Europa, la bolsa de París perdió 4,30%, la de Fráncfort 4,23%, en tanto que Londres cayó 3,83%. Milán cedió 2,97% y Madrid 3,04%.

Previamente, la Bolsa de Tokio había cerrado en fuerte baja de 4,5%, con los operadores preocupados por un posible confinamiento de la población en la capital japonesa, además de la situación económica.

“Las bolsas mundiales cerraron un trimestre negro, uno de los peores de la Historia” y “el paso de testigo” al segundo trimestre “se anuncia delicado tras las declaraciones sombrías de Trump sobre la situación en las próximas dos semanas en Estados Unidos”, resumió Tangi Le Liboux, estratega del corredor Aurel BGC.

Trump, quien esperaba que el país se reactivara para la Pascua, “probablemente tendrá que esperar uno o dos meses más”, agregó.

– Caída del empleo –

En el mercado laboral, la ola de desempleo vinculada a la pandemia de COVID-19 comenzó a extenderse en Estados Unidos, donde el sector privado perdió 27.000 puestos de trabajo el mes pasado, una cifra que aún no considera los efectos reales del coronavirus en el mercado laboral, que se sentirán en abril.

Los empleos perdidos en marzo -la diferencia entre los puestos de trabajo que desaparecen en las pequeñas empresas y los empleos creados en otras-, representan la mayor caída desde abril de 2009, cuando la economía de Estados Unidos luchaba por superar la crisis financiera generada por las hipotecas de alto riesgo.

– Petróleo en caída libre –

Las cotizaciones del petróleo en tanto volvieron a bajar este miércoles luego de un fuerte aumento de las reservas estadounidenses de crudo en un mercado con sobreoferta y demanda en caída libre.

Así el barril de crudo “light sweet” (WTI) para entrega en mayo perdió 0,8%, cerrando en Nueva York a 20,31 dólares, mientras el Brent del mar del Norte para entrega en junio perdió 6,1% a 24,74 dólares sobre el cierre del martes en la plaza de Londres.

El mercado de la deuda, en cambio, todavía no se apartaba de su calma, como en los últimos días, en gran medida irrigado por la generosidad de los bancos centrales.

Por otra parte, el euro seguía debilitándose frente al billete verde, refugio en tiempos de crisis.

Fuente | AFP