domingo, mayo 26, 2024

Caen los pasivos remunerados. ¿Por qué es importante?

Durante el programa "¿Qué hacemos con los pesos?" por A24, conducido por Mariano Otálora y el economista Salvador Vitelli como invitado, se llevó a cabo un debate sobre las recientes actualizaciones económicas implementadas por el gobierno de Javier Milei en Argentina. En este análisis, se exploran las implicaciones de las políticas económicas actuales, destacando especialmente la caída de los pasivos remunerados y su impacto en el mercado financiero y en la vida cotidiana de los ciudadanos.

Must Read

Los pasivos remunerados son una categoría dentro del balance de una entidad financiera, como un banco central o una institución bancaria. Representan los fondos que la entidad debe a terceros y que están sujetos a pagar un interés o rendimiento acordado. En términos más simples, son los pasivos financieros de una entidad que generan un rendimiento para aquellos que los poseen.

En el contexto específico de la economía argentina y el debate presentado en el programa «¿Qué hacemos con los pesos?», por A24, los pasivos remunerados del Banco Central de la República Argentina (BCRA) son los fondos que el banco debe a diversas entidades, como inversores, instituciones financieras o incluso al público en general, y que están sujetos a ciertos intereses. Estos pasivos pueden incluir, por ejemplo, depósitos a plazo fijo realizados por individuos o empresas en el banco central, entre otros instrumentos financieros.

Con el economista Salvador Vitelli como invitado, Mariano Otálora comenzó el debate consultando si se puede definir que el dólar está atrasado. Y si es así, cuáles son las consecuencia. Al respecto, el especialista señaló que si se observa en términos del tipo de cambio real multilateral, hubo una apreciación financiera significativa, reflejada en una caída abrupta en la curva de precios del dólar, tanto nominal como real. Esta tendencia a la baja en el valor real del dólar generó cierta estabilidad en el corto plazo, pero también incentivó a aquellos con carteras en moneda extranjera a considerar cerrar posiciones para asegurar ganancias ante la incertidumbre.

Una de las áreas de enfoque del análisis fue la caída de los pasivos remunerados, ilustrada mediante gráficos presentados por el economista. 

Estos gráficos mostraron una tendencia a la baja en los intereses mensuales pagados, especialmente notable desde la asunción del gobierno de Javier Milei.

Esta disminución en los intereses refleja la estrategia del gobierno de licuar los saldos reales de los pasivos remunerados, manteniendo tasas de interés por debajo de la inflación, lo que resulta en una tasa real negativa. Esta política busca desincentivar la retención de pesos y fomentar la inversión o el consumo, aunque también puede generar incertidumbre en los inversores y ahorradores.

El análisis también destacó el cambio de paradigma y confianza en las políticas gubernamentales, influyendo en la preferencia por activos en pesos con tasas reales negativas. Esta confianza, en parte, se sostiene en medidas como el mantenimiento del cepo cambiario, que limita la disponibilidad de divisas extranjeras en el mercado oficial. 

“Tenemos algunas libertades extras, pero la esencia del cepo que es la restricción en el mercado oficial todavía sigue. Son números que mostraron cierta inflexibilidad a la baja y te permiten esta licuación real”, señaló Vitelli. 

Sin embargo, este enfoque también fue clave  por su impacto recesivo en la economía, evidenciado por la contracción en la actividad económica y la preocupación por el poder adquisitivo de los salarios.

El economista añadió que, a pesar de las dificultades económicas actuales, se vislumbra una posible mejoría en los indicadores sociales a partir de los próximos meses, especialmente en términos de inflación y salario real. La liberación gradual de precios regulados y la expectativa de una desaceleración en la inflación podrían proporcionar cierto alivio a la población, aunque el camino hacia una recuperación económica plena puede ser largo y requerir sacrificios a corto plazo.

La caída de los pasivos remunerados, como se discutió en el programa, implica una disminución en los intereses que el banco central paga sobre estos fondos. Esta situación puede ser resultado de políticas deliberadas, como la reducción de las tasas de interés para estimular la inversión y el consumo, o puede reflejar cambios en las condiciones del mercado y las preferencias de los inversores.

Si bien existe un esfuerzo por contener la inflación y fomentar la inversión, las medidas adoptadas también generaron incertidumbre y desafíos para la población, especialmente en términos de poder adquisitivo y actividad económica. 

A pesar de los desafíos presentes, existe una creciente confianza en que las políticas implementadas por el gobierno de Javier Milei eventualmente tendrán un impacto positivo en la economía de la gente. Esta confianza se basa en la determinación y el compromiso por abordar los problemas económicos de manera proactiva y en la ejecución de un plan sólido. 

A medida que las medidas adoptadas comiencen a surtir efecto y se estabilicen los indicadores económicos clave, como la inflación y el salario real, se espera que la población experimente una mejora en su bienestar económico. 

En este sentido, la confianza en las políticas gubernamentales juega un papel crucial en el fortalecimiento del tejido económico y social del país.

- PUBLICIDAD-spot_img

Latest News

- PUBLICIDAD-spot_img
- PUBLICIDAD-spot_img
- PUBLICIDAD-spot_img

Inteligencia artificial, robótica y criptomonedas: dónde invertir en el mercado internacional

En un mundo cada vez más interconectado y avanzado, identificar las tendencias emergentes y las oportunidades de inversión en...

More Articles Like This