Aunque el MERVAL muestra signos de buena salud, los inversores deben decidir hacia donde direccionan sus expectativas. El lugar común, por el momento, siguen siendo las energéticas. Lo cuenta Rafael Di Giorno, de Proficio Investment. “El sector energético es para creyentes; para quien crea que se va a seguir beneficiando el sector y que vendrá un gobierno que va a continuar con la recomposición de las tarifas, va a encontrar baratos estos activos. A pesar de que CEPU vale el doble que hace 6 meses, no recuperó los valores pre PASO. Durante dos o tres años las energéticas fueron las grandes perdedoras. Cuando se las ahorca con la tarifa van quemando cash flow de a poco, se van deteriorando. Ahora hay recomposición de tarifa lentamente y se ve la intención del gobierno por mejorar el tema energético acelerando con el gasoducto desde Vaca Muerta.”

VISTA (VIST): «Aunque no cotiza en Argentina, genera sus activos en nuestro país y, por lo tanto, está sometida  al riesgo argentino. Tiene buenos incentivos,  buena relación con los inversores y hacen campaña en el exterior. Es una empresa bien manejada.»

YPF (YPFD): «Es la que más hectáreas tiene en Vaca Muerta. Cuando se descubrió tenía todos los yacimientos.”

PAMPA: “Está muy diversificada. Posee una buena parte en Vaca Muerta. Participa en las distintas etapas del proceso: distribución y generación.” 

Para referirse a las condiciones que pueden marcar el rumbo bursátil, el consultor Ricardo Delgado introduce una variable macro. “El proceso de avance de la licitación y posterior construcción del gasoducto Néstor Kirchner será crucial. Aquellos que alguna vez pasamos por sectores de infraestructuras sabemos que estos son proyectos muy complejos. Los procesos licitatorios en Argentina son complejos y la tasa de inflación de casi 100% complica todos los procesos de redeterminación de precios y de ajustes de contratos. Por otro lado, la logística es difícil. La apuesta de llegar a junio es importante. Definitivamente no se podrá hacer en 6 meses. Los precios de los futuros del GNL en particular están entre un 60% y un 70% más altos de los precios actuales y si, ya con estos precios la argentina tuvo problemas para importar gas, imaginemos lo que nos va a costar el año que viene. Si no logramos llegar con el gasoducto vamos a tener que pensar nuevamente en todo el proceso este de recomposición incipiente de reservas que es absolutamente necesario para sostener la estabilidad macro.”

BANCOS: Como explica Di Giorno, “Es un sector con muchas limitaciones para ganar plata. Cuando se ven los balances, se nota que se han ido deteriorando en términos reales trimestre tras trimestre. Entonces es sólo una apuesta a una posible recomposición de la salud financiera argentina. Pero los resultados presentes no son buenos.”

INVERSIÓN EN BONOS SÓLO PARA VALIENTES

Ya se ha dicho que los bonos están en niveles más que atractivos, aún con expectativas de reestructuración. ¿Vale la pena el riesgo?

Para Di Giorno “En los últimos dos meses hay un ligero cambio de expectativas hacia Argentina que generó la compra de bonos. Habían tocado niveles realmente mínimos de usd 17 y usd 17.5 y se han recompuesto bastante alcanzando los usd 25. Hay bonos que son un poco más defensivos como el 2038 y el 2035. Hay un bono que da entre el 1.5% y el 2.5% de renta, pero se están comprando a valores que es esa renta la tienes que multiplicar por tres o por cuatro para ver los intereses corrientes que se van tomando. Hoy hay algunos bonos que, para el que tienen fe, van a andar bien. Algunos bonos provinciales dan un poco más de renta aún”.

Delgado agrega que todo depende del perfil de la propensión al riesgo que cada inversor tenga. “Argentina es una apuesta arriesgada, me parece que hay un punto clave: ¿se puede sostener un año de acá a las PASO este esquema económico que plantea Sergio Massa? Es un viraje de 180° en términos de ordenamiento político y macro. En función de la probabilidad de ocurrencia de ese escenario uno puede puede invertir en Argentina sin mayores problemas.”