El jefe de Gabinete, Marcos Peña, sostuvo que el decreto del Ejecutivo que modifica el régimen de riesgos de trabajo “busca cortar de forma urgente con la industria del juicio laboral, que funciona con una lógica mafiosa”.

Otras notas | Emprendedores: Costos de empezar con un fondo de comercio

El funcionario recordó que el contenido del decreto está en línea “con el proyecto de modificación que salió con alto nivel de consenso” en el Senado a fines del año pasado.

Ayer, el Gobierno modificó aspectos claves de la Ley de Riesgos del Trabajo a través a través de un DNU. El cambio más importante es que instaura la obligatoriedad del trabajador accidentado de presentarse ante las Comisiones Médicas del sistema antes de iniciar cualquier juicio en reclamo de una indemnización.

Otras notas | Dónde invertir $50.000, qué recomiendan los expertos.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, dijo ayer que se apunta a “cuidar los derechos de los trabajadores y darle más certeza al sistema”, que está atravesado por una gran cantidad de juicios y eso genera “una industria del juicio que no beneficia a los trabajadores”. El titular de la cartera laboral explicó que el DNU fija “un criterio uniforme para cada uno de los accidentes y de los siniestros que ocurran”.

El DNU dice expresamente que apunta a bajar la cantidad de juicios por accidentes de trabajo y por esa vía disminuir la alícuota que pagan las empresas a las aseguradoras de riesgos del trabajo (ART) por la cobertura del sistema, que en promedio es del 3,25% de la masa salarial.

Fuente | Telam