Al igual que sucede en la Argentina, como consecuencia de la pandemia, muchas personas en el mundo buscan espacios verdes y de buen clima para relocalizarse. El teletrabajo se implementó de forma masiva a nivel mundial, y las personas adaptaron su vida para trabajar desde cualquier lugar del mundo. La Florida tiene un clima muy llevadero durante todo el año. 

En Miami, luego de la crisis de las subprime de 2008 y la caída de los precios de los departamentos, tuvo una apreciación durante varios años, hasta llegar a una estabilización previo al Covid. Tras la pandemia, los precios en el Real Estate en el estado de la Florida están teniendo una fuerte alza producto de la gran demanda.

Mónica Posín, Ceo de New Capital Realty (newcapitalrealty.com), señala “actualmente estamos en un récord de ventas. Desde 1993 que no se vivían estos números. La pandemia hizo revivir el mercado en Miami y en el Sur de la Florida

No se destaca ningún nicho en particular. El valor de las propiedades se aprecia en tan sólo un trimestre, en todo el mercado. Hay una apreciación en todos las categorías, tanto intermedias como premium, y en casas como en departamentos. Posín recomienda “para los inversionistas que buscan una rentabilidad anual, las mejores propiedades para invertir son las que se encuentran entre 190 y 250 mil dólares, proyectando un 6% anual, más la apreciación del inmueble”

La alta demanda hizo un cambio rotundo en la ocupación de los departamentos. En la actualidad no hay departamentos desocupados. Posín señala “los mejores lugares de inversión no son los lugares turísticos que sí dependen de las temporadas. Sino en lugares para clase media. Ciudades donde se trabaja o hay estudiantes de las Universidades. Hay más gente más demanda que oferta en estas zonas

Es importante señalar que con sólo el pasaporte se puede invertir en una propiedad en EE.UU., pero con la inversión no se obtiene una visa de inversionista. Este tipo de visas se obtienen al abrir un negocio o fondo de comercio, comprando un edificio y demostrando la actividad de administración del consorcio o comprando una tierra y desarrollando un proyecto de construcción.

Es decir, todas inversiones que impliquen la necesidad de la presencia física y que el proyecto genera trabajo local. La visa de inversionista es por 5 años. Te permite residir en EE.UU., entrar y salir constantemente, y Argentina es uno de los pocos países latinoamericanos que la puede obtener. Por ejemplo, los ciudadanos uruguayos no pueden obtener esta visa.

Mirá el video completo