Mientras que el Riesgo País no mostró indicios de cambios positivos, los bonos se volvieron a planchar después de haber recuperado más del 20% en dólares. Sin embargo, el mercado de acciones local siguió pujante.

Para el analista Rafael Di Giorno, director en Proficio Investment, las mejores performances estuvieron en sintonía con lo sucedido en el exterior. “El mercado americano tiene una mirada más condescendiente a pesar que hay datos que no son tan positivos; la temporada de balances cerró mejor de lo que se esperaba. En Argentina hubo subas especialmente de las empresas energéticas que acompaña el tiempo político; Massa pareciera que tiene un plan mejor para este sector. Si se confirma este carril las empresas que están más relacionadas con la devaluación -ALUAR, TEXAR, VISTA- y el sector energético.  El bancario por ahora no viene capturando esa mejora porque tiene demasiadas regulaciones y cada vez tienen menos unidades de negocio. Específicamente, entre las energéticas las más beneficiadas son aquellas que tienen relación con las tarifas reguladas y algunos empresarios allegados al nuevo ministro. La baja del dólar no sólo tuvo que ver con el anuncio de la designación de Massa, sino también con que el BCRA subió la tasa en 800 puntos. En ese sentido, se dieron algunas cosas a nivel internacional que ayudaron. El viernes se lanzó un canje para la semana próxima; hay un bono dual en condiciones que aún no se conocen. Si el canje es exitoso, quizás se logran descomprimir los vencimientos de peso de corto plazo y quitarle presión al dólar.”