Ethereum es la segunda plataforma del mundo de las criptodivisas por valoración, pero además siempre ha sido la eterna segundona. Ocupa un discreto segundo plano, ensombrecida por ese fascinante fenómeno llamado bitcoin, pero ahora quiere convertirse en una referencia mucho más patente con su nueva versión.

“Todo parece indicar que es una moneda retrasada con respecto al bitcoin. Sin lugar a dudas romperá su máximo histórico. Aún le queda un camino importante para volver a su máximo. Es una buena opción para diversificar”, resaltó Iván Tello.

QHCLP