El nivel de ingresos, así como la energía eléctrica consumida y la superficie afectada, son los parámetros que deberán tener cuenta los contribuyentes de Ingresos Brutos de la Ciudad de Buenos Aires para determinar si se sostuvieron en la categoría actual.

Recuerda la Agencia Gubernamental de Ingresos Públicos que los datos que se consignen deberán ser consecuentes con los que informen a la AFIP para el caso de los que revisten como monotributistas.

Desde el periodo fiscal 2015 existen ocho categorías de contribuyentes de acuerdo a las bases imponibles gravadas y a los parámetros máximos de las magnitudes físicas (“superficie afectada” y “energía eléctrica consumida”).

Cabe señalar que las categorías I y II fueron eliminadas. Por lo tanto, la mínima establecida es la categoría III.

Fuente Infobae