Mercado internacional

Terminó la semana bursátil con prudencia en Wall Street frente a los diferentes escenarios. Como punto clave, comenzó la semana con especulación sobre el dato de inflación que se conoció el martes y si bien fue mejor que lo esperado, el mercado reaccionó a la baja. El hecho de que la inflación haya sido menor pudo haber inesperado en el público inversor, sobre todo en torno a los estímulos por parte de la FED y cómo el descenso del IPC podría influir en una nueva aceleración en sus retiros.

En este contexto, durante el transcurso de las cinco ruedas se pudo apreciar una posible rotación de cartera hacia sectores de reapertura. De esta forma, los principales índices respondieron con descenso en sus cotizaciones, puntualmente el índice con ponderación tecnológica, Nasdaq, que hoy tuvo su peor caída luego de tres meses y con un descenso en la semana de 0,69%. Seguido a esto, el S&P500 también acumuló pérdidas; en esta oportunidad con una caída de 0,29% semanal.

En relación con los sectores, el energético se llevó todas las miradas, particularmente el petrolero. Desde el inicio marcó alzas en sus cotizaciones debido al impacto de la inesperada escasez de suministro provocada por el huracán Ida de tres semanas atrás. De esta forma, se generaron cuatro ruedas consecutivas al alza que hoy no pudo sostener el día de hoy, sin embargo, este sector cerró una semana admirable. Así, el ETF de exploración y producción de gas y petróleo, XOP, marcó un aumento semanal del 5,13%.

Dentro del mundo de las criptomonedas, la cotización de BTC mantuvo una semana moderada dentro de la volatilidad que suele generar y se movilizó en torno a los US$ 48.000. Si bien continúa con precios ya conocidos y sin obtener fuerza para superar los US$ 50.000, persiste el interés de forma constante y con la incorporación de nuevos inversores. Con relación a su plaza bursátil, GBTC finalizó con un alza semanal de 2,45% mientras que ETHE sumó 4,65%.

De esta manera, la atención se centra ahora en una reunión de la Reserva Federal que se llevará a cabo la próxima semana, con los inversores expectantes respecto a si los datos económicos sólidos podrían impulsar al banco a acortar su cronograma para reducir el estímulo monetario.

Mercado local
El mercado local transitó la semana en un escenario en el que la volatilidad fue protagonista, en medio de una ola de varios rumores relacionados a posibles cambios en importantes cargos políticos. Y es que el resultado de las PASO repercutió de manera directa sobre los activos locales, especialmente en la renta variable, la cual fue la primera en reaccionar fuertemente ante este tipo de connotaciones sociopolíticas. De todas formas, el mercado local hoy no pudo sostener los buenos resultados y finalizó la semana con el índice Merval a la baja en un 1,5% hacia los 78.512 puntos.

Asimismo, dentro del panel líder la mayor baja fue registrada por Cresud (CRES) que descendió un 4,21% mientras que la mayor suba se la llevó Transportadora gas del Norte (TGNO4) que ascendió su cotización un 3,27%. De forma particular, dentro de la lista de los ADR las mayores bajas fueron para Tenaris (TS) y Ternium (TX) en 4,77% y 8,17% respectivamente.

Por su parte, los bonos soberanos en dólares se acoplaron a los descensos de las acciones locales, y cerraron la semana con bajas generalizadas a lo largo de toda la curva en ambas legislaciones; a su vez, se registró la mayor baja para el GD30D en un 1,1%, mientras que el riesgo país subió un 1% y rompió la barrera de los 1500 puntos básicos.

En cuanto a las licitaciones, se conocieron los resultados del anteúltimo llamado a licitación del mes, en el que se esperaba captar alrededor de $12.000 millones, y concluyó de manera favorable debido a que se logró recaudar un total de casi $22.000 millones, lo que permitió cubrir los vencimientos en pesos de la semana.

De cara a la próxima semana, tanto los inversores como el público en general mantendrán su atención hacia el posible anuncio de un paquete de medidas económicas tendientes a lograr la reactivación económica y calmar las aguas no solo políticas, sino también en los precios de mercado. En este contexto, será clave la evolución de las negociaciones con el FMI ya que este acuerdo con el organismo de crédito sería propicio para alinear las perspectivas macroeconómicas. Este posible escenario de acuerdo con el Fondo es mencionado en el Presupuesto 2022.

Fuente: Rava Bursátil