De acuerdo a lo que trascendió en distintos medios, las familias pagarán aproximadamente el 15% de ahorro propio, el Estado colocará un subsidio no reembolsable y el resto de la operación se financiará con un crédito hipotecario UVA.

La tasa rondaría el 12% más inflación. “Pero aún no se conocen las definiciones”, indicó el director de Reporte Inmobiliario.

“Es una medida que va a repercutir en el mercado recién llegando a las elecciones. No es para reactivar el mercado hoy. Es una buena medida pero no se va a ver ahora”, remarcó Germán Gómez Picasso.

Miralo en el programa: