“A falta de respuesta económica la actividad se está enfriando. No son buenos los datos de consumo o el indicador de la construcción”, remarcó Mariano Otálora, conductor del programa Qué Hacemos con los Pesos y director de la Escuela Argentina de Finanzas Personales.

Y preocupa la situación del salario. Medido en términos reales está en los niveles de 2003. Al respecto el economista Fausto Spotorno indicó que “cuando hablamos de salario real, estamos hablando de la actividad económica, no estamos hablando del tema inflacionario”. “Y el problema es que la actividad económica ya se frenó en febrero. Si vemos el gráfico histórico de la actividad económica, podemos observar que la  caída por el COVID cayó hasta casi los niveles de la crisis del Tequila. Si bien ha habido una recuperación, la actividad  se encuentra en los niveles de 2010 o 2009”.

Más allá de eso, la cuestión es que “desde 2009 hasta la crisis del Covid, siempre que se creció se volvió a caer, lo que gráficamente se denomina crecimiento serrucho, la clave es que si se observan bien los datos, durante los últimos años no ha habido un crecimiento económico importante, ya que la actividad se mantuvo en torno a los 150 puntos. La segunda caída que vuelve a observarse se debe a las últimas medidas de cerrar y volver a abrir, “pero si bien hay una recuperación, el problema es que caímos un escalón”.

Según un informe de la OCDE, Argentina será el país al que más le va a costar volver a los niveles pre pandemia, de hecho se espera ese resultado recién para 2026. Para entender esto es necesario ver el tema del salario. El salario comenzó a caer durante el gobierno de Macri, hasta ese momento cada vez que caía luego en los años electorales podía observarse cierta recuperación. La gran caída se produce durante la devaluación de Macri en 2018 y hasta ahora no se ha recuperado. Hoy está en los niveles de 2003.

Fausto Spotorno explica este fenómeno al analizar el crecimiento de la actividad económica: “si uno mira el gráfico, la economía vuelve a crecer después de 2001, pero nos encontramos con que luego en 2010 se empezó a estancar, subía y bajaba, subía y bajaba. Lo mismo sucedía con el salario, hasta que después sucedió la crisis del 2018, luego la del Covid y no se ha vuelto a recuperar más”.

Y agregó, “lo más probable es que recién en 2022 alcancemos cierta recuperación, el tema es que cuando se quiera salir a recuperar el salario nos encontraremos con que hay empresas que cerraron, negocios que se perdieron y puestos de trabajo que no existen más, por lo que la capacidad de la economía de rebotar no va a ser hasta el nivel en donde la economía se encontraba, vas a estar rebotando un escalón mucho más abajo”.

Al analizar el tema del salario real, es decir, cuánto gana o pierde el salario frente a la inflación, Spotorno sostuvo que no es un tema de la inflación sino más bien de la actividad económica, porque los salarios deberían captar algo de ese crecimiento económico. “Si la economía crece, los salarios van a crecer más que la inflación”, eso puede observarse en los períodos 2003-2009 donde, si bien había inflación, al crecer la economía el salario podía recuperarse.

Si el gobierno quisiera establecer de forma artificial una suba del salario vía decreto, y no como un resultado de la actividad en crecimiento, vas a tener un montón de empresas y negocios que ante esas nuevas condiciones van a decidir no continuar con su actividad, por lo que podrás tener más salario pero con menos trabajo”.

Mirá el Análisis