La mayoría de los empresarios PYMES no saben cómo pedir dinero, presentar un proyecto de inversión, descontar cheques, etc. Hay un mundo dentro del mercado de capitales de ofertas con tasas que siguen siendo baratas. “El empresario PYME no sabe que cuenta con esos recursos económicos y termina endeudándose con la línea tradicional bancaria que a veces están muy caras o buscando rondas de inversión que lo lleva a pagar mucho más”, describe el periodista Mariano Otálora quien modera el ciclo de conferencias Mundo Dinero.

Pablo Debernardi, Director Corporativo de PPI agrega que “ya sea desde el balance de un activo o del pasivo siempre es bueno conocer estas posibilidades para poder comparar las tasas que ofrecen los bancos y el mercado de capitales y elegir la opción más conveniente según el momento.” 

En estos días, la gran mayoría de las transacciones se realizan con Echecqs y, con ese medio de pago, las posibilidades de hacer una diferencia se multiplican. Ese valor se lo puede depositar en la cuenta comitente en lugar del banco y, contra la acreditación, se suscribe un Fondo Común de Inversión que va devengando tasa. Debernardi explica la operatoria. “Si hay que pagarle a un proveedor, se rescata el FCI solicitando la emisión de un Echeq que se endosa vía homebanking. La suscripción y rescate del FCI están exentos del impuesto y la operatoria en las cuentas comitentes de las Sociedades de Bolsa son exentas del impuesto al Débito, con lo cual, desde el momento en que el Echeq se acredita en la cuenta comitente, se arranca con un 0.6% arriba con respecto a si la operación la hubiera hecho en un banco. Si a eso se le suma la tasa que se fue devengando y el ahorro del otro 0.6% en el momento que se emite el Echeq y se endosa a favor del proveedor, el ahorro es del 1.2% más la tasa que se ganó. Todos esos ahorros y tasas a fin de año representan mucho dinero.”

Entonces, la primera sugerencia es emitir Echeqs al día, depositarlos en la cuenta comitente y desde ahí hacer el cash management. Aunque sólo se pueden hacer hasta dos pagos por día, es una alternativa interesante cuando se negocian valores altos.

INSTRUMENTOS DEL MERCADO DE CAPITALES

Debernardi, detalla las opciones que ofrece el mercado de capitales y sus ventajas.

Segmento Avalado: Las Sociedades de Garantías Recíprocas (SGR) son  un tipo societario cuya finalidad es facilitar el acceso al crédito de PyMES mediante el otorgamiento de garantías líquidas. “Las SGR otorgan una garantía para presentar ante un acreedor que sabrá que, más allá de la calidad crediticia de la PyMe, responderá la SGR. Para eso la SGR hará un proceso de calificación y podría pedir una contragarantía,que no necesariamente tiene que ser real. Pueden ser posiciones financieras, cesión de facturas, etc. Hoy es un buen momento para pedir una calificación en una SGR por que la SEPyME está exigiendo para autorizar los incrementos en los fondos de riesgo que se emitan más avales, que se incorporen más PyMes al sistema, que asuman más riesgos por lo que se espera sumar más empresas. El costo de calificación es de $0. Por eso lo ideal es contar con calificaciones diferentes SGR para poder comparar tasas.” 

Segmento garantizado: Funciona como una caución bursátil donde la Pyme pone activos financieros en garantía en un fideicomiso del Mercado Argentino de Valores (MAV) que le otorgará una línea para negociar cheques propios emitiendo un cheque a la propia orden diferido del plazo por el que se necesita el financiamiento o  cheques de terceros en un segmento garantizado. “Es un recurso muy utilizado por las Pymes para evitar vender dólares; pueden dejarlos en garantía en el fideicomiso del MAV y conseguir en 24 horas una garantía para negociar cheques propios con un aforo mínimo de alrededor del 10%. El dólar es tomado al valor oficial. Un bono del Tesoro de EE. UU. lo toman a valor CCL con un aforo del 3% o 4%. Es importante ver el costo financiero total. Cuando un banco anuncia una tasa, luego hay que sumarle el IVA sobre los intereses y los costos ocultos que pueden aparecer. El mercado de capitales es muy transparente. La condición de la percepción del IVA sobre los intereses la da el inversor que compra los cheques.  En el 99% de los casos son FCI PyMe, que están obligados a invertir en activos PyME. Esos fondos son exentos de Iva, con lo cual no corre la percepción de Iva sobre los intereses, es decir que hay un costo menos en la operatoria. Es la tasa más un monto mínimo de derechos de mercado, más el costo de la sociedad de bolsa y, en los casos de la SGR, se le agrega el costo del el aval que otorga. En el segmento garantizado ese costo no corre. Hoy un cheque garantizado se negocia a niveles de entre el 60% y el 65% según la tasa y los cheques avalados en algunas SGR están más cerca del 65%/70%.”

Factura de crédito electrónica (FCE): “La FCE la emite una Pyme que está facturando a una empresa considerada grande dentro de un listado que publicó la AFIP. Esa empresa pagadora cuenta con 25 días para aceptar la cesión, cancelar la deuda con un cheque de pago diferido al día, o no hacer nada. En este último caso, se considera que hay una aceptación implícita y esa Pyme ya puede ceder esa factura para negociarla en la bolsa o en algún banco. En el peor de los casos, pasados los 25 días la Pyme ya tiene un instrumento para financiarse. Antes de ceder la factura, la Pyme debe tener una cuenta abierta en una sociedad de bolsa. Se puede ceder la FCE aunque no se quiera negociar porque al vencimiento se acreditarán en la cuenta un 0.6% arriba.” 

Caución bursátil: Son un instrumento histórico de mercado a través del cual una persona que tiene pesos disponibles se los cede a otra que los necesite recibiendo a cambio activos en garantía. “Las sociedades de bolsa somos responsables solidarios sobre las cauciones tomadoras con lo cual hay un cupo de cauciones. Las tasas están muy por debajo de los otros instrumentos, alrededor del 56% con lo cual son muy demandadas y no suele haber cupo disponible.”

Pagaré bursátil: En estos últimos meses tomó mucho vuelo dada la cantidad de pesos que hay disponible en el sistema, sobre todo de empresas importadoras o multinacionales que no pueden pagar dividendos. Las empresas importadoras, al tener que esperar 180 días para poder hacer uso de su importación quieren ver qué hacer con el dinero mientras tanto. “Una de las alternativas es comprar un pagaré, que emite una empresa, atado al tipo de cambio. Puede estar atado al Banco Nación tipo vendedor del día anterior a la negociación y al vencimiento del día anterior ó Comunicación “A” 3500 del BCRA. Entonces, el inversor compra asumiendo riesgo emisor.”

On PyME: Permiten prolongar el tiempo. “Hoy las tasas de los bancos superan a las de las On Pyme en el mercado de capitales, pero están atadas a una tasa variable: BADLAR más spread. El spread dependerá del plazo al que se pueda emitir la ON; entre 2 y 4 años en la mayoría de los casos.”

Fideicomiso financiero: “Es un instrumento para emisiones más grandes que no aplican para las Pymes porque su emisión requiere de una personería jurídica independiente y de un régimen de calificación. Tienen un rendimiento superior al 60%  a los que hay que sumarles los costos fiduciarios, abogados, balances trimestrales, entre otros.”

Mira la nota completa.