El nuevo entorno de negocios requiere ajustes en nuestra estrategia de precios. Debemos prepararnos para enfrentar a tres poderosos villanos que amenazan nuestra rentabilidad e inclusive la viabilidad misma de la empresa.

Primer villano: La guerra de precios

En un mercado deprimido, y con clientes de presupuestos muy limitados, la desesperación por generar ventas inmediatas, literalmente a cualquier precio, lleva a la proliferación de grandes descuentos.

Segundo villano: El impacto inflacionario

La necesidad de los gobiernos de ayudar a los sectores afectados por la pandemia ha originado una política monetaria expansiva en la mayor parte del mundo. Así vemos, créditos a tasas subsidiadas, ayudas monetarias directas a damnificados, entre otras medidas que hacen subir la cantidad de dinero en circulación, en una economía aún deprimida.

Tercer villano: Los costos extra de hacer negocios post-Coronavirus

La “nueva normalidad” implica ajustarse a rigurosos protocolos de higiene y seguridad que generan mayores costos. Entre ellos podemos mencionar:

-Reducciones en la capacidad de atención

-Costos de protección de empleados

-Costos de protección de clientes

-Inversiones en adaptación de la empresa a las nuevas normativas

¿Cómo enfrentar éstos villanos?

1-Flexibilidad en la estrategia de precios
2-Monitorear ágilmente los costos
3-Comunicar eficientemente los diferenciales: los clásicos y los nuevos

Miralo completo en Qué Hacemos con los Pesos A24.