En plena crisis cambiaria el BCRA decidió fijar la tenencia de los Certificados de Depósito Argentino (Cedears) en el límite de disponibilidad de usd 100.000 dólares para las empresas que hacen uso de este instrumento como llave para acceder al mercado oficial de cambios.

Para Rubén Pasquali, analista bursátil la medida “no va a tener un gran impacto en el mercado, pero lo que sí puede afectar es la otra medida que dice que para acceder al mercado de cambios no se tienen que haber comprado en los últimos 90 días.” Aunque eso disminuye la demanda, el especialista vaticina que los efectos de la resolución no moverán el amperímetro de manera dramática dado que “no afecta al conjunto de las empresas, sino a aquellas que quieren tener acceso al tipo de cambio oficial.”

OPCIONES PARA RESGUARDARSE

Si la limitación del acceso a los CEDEAR tendría efectos limitados es porque existen otros activos a los que se puede recurrir. Las empresas importadoras y exportadoras pueden hacer uso de instrumentos dólar linked; hay obligaciones negociables (ONs) que han tenido éxito por lo sobredemandadas que han sido las emisiones que sacaron al mercado. “Si no se quiere tomar demasiado riesgo, hay una emisión de Bonos dólar linked que vence en noviembre de este año”, señala el especialista.

“De hecho, los dólar link se hicieron de alguna manera para descomprimir las necesidades que tienen los importadores. Si quisieran adelantar importaciones y el gobierno le da un bono -después se discutirá si va a cumplir-, es un producto que está cotizando por debajo de lo que vale el dólar oficial.”

En cuanto a las ONs, Paquali cita el caso de CRESUD, que acaba de emitir una Obligación Negociable dólar linked a tres años por usd 15 millones con una demanda por usd 1000 millones con tasa 0%. “Eso es cobertura, y no es la primera empresa a la que le pasa eso. Hubo otras que también tuvieron una sobresuscripción muy importante. Donde hubo más demanda fue en el dólar linked, que es lo que más  emiten las compañías.”

En cuanto a los activos internacionales, los balances de Estados Unidos revelan cierta desazón sobre todo de las empresas del sector tecnológico. Pero “AMEX tuvo una buena performance, lo que habla de una mejora en el  consumo. Y una perlita hablando del sector petrolero. Schlumberger, la empresa que provee servicios para la industria petrolera, está subiendo las previsiones de ganancias para adelante. Tiene CEDEAR (SLB).”

LAS EMPRESAS RECOMPRAN SUS ACCIONES

En un mercado a la baja la recompra del Supervielle fue noticia. Según Pasquali la bolsa demostró una vez más que es un refugio de valor, “aunque es cierto que el MERVAL está negativo en dólares, pero está -16% como el S & P. Pero dentro del MERVAL hay una selectividad impresionante. Hay acciones como PAMPA ENERGÍA, CRESUD, COMERCIAL DEL PLATA que han subido más que el dólar. Y hay un sector que es el que más pesa en el mercado, el bancario. ¿Será porque tienen bonos? GALICIA estaba 2% arriba en el año. En ese sector, y teniendo en cuenta esos precios tan deprimidos, empezaron algunas recompras. La del Supervielle subió 12% en dólares en Nueva York. Y hay otras más que salen a anunciar recompra de acciones. CRESUD anunció que lo hará por los próximos 120 días con un precio de hasta $200. Hoy vale $150.”