La carne argentina, un emblema de la producción nacional, llegó a Japón y ya se comercializa en supermercados a 100 dólares por kilo, un precio competitivo en relación con los cortes locales y los que llegan desde Estados Unidos.

“Japón es un mercado nuevo, que se abre. Hoy el 50 % de la exportación de vacuna va fundamentalmente a China y en general son cortes que no se consumen acá. Japón requiere carne de más calidad. El desafío del Gobierno es integrar esos cortes que se van con la exportación para que el corte que quede en Argentina quede más barato”, explicó Carlos González Prieto.

“Carne, vino y langostinos son los productos que se instalaron en ese mercado”, agregó.

Según un informe realizado por el medio Fuji News Network, los precios “son entre 20 y 60 por ciento más baratos” que la carne nipona, y entre “un 10 y un 20 por ciento” más baja que los productos que llegan desde Estados Unidos.

Miralo en el programa: