“Las inversiones de Petrobras eran de US$ 400 millones anuales y las vamos a llevar a US$ 550 millones”, anticipó Marcelo Mindlin, el dueño de Pampa Energía que acaba de comprar los activos en Argentina de la petrolera brasileña.

Mindlin adelantó además, en declaraciones al diario La Nación, que se van “a fusionar los nuevos activos (de Petrobras Argentina) con los de Pampa, que absorberá a la petrolera”.

Según el empresario, el mayor desafío de la operación no será “la parte contable o la operativa, sino transmitir la cultura de Pampa Energía, más dinámica y movediza y menos burocrática”.

Propietario de la distribuidora Edenor, Mindlin es hoy el principal inversor del sector eléctrico y con la compra de Petrobras ocupará el séptimo puesto entre los productores locales de hidrocarburos.

También tendrá una refinería en Bahía Blanca y una red de estaciones de servicio, probablemente bajo la marca “Pampa”, que le permitirá tener el 6% del mercado de venta de combustibles.

Sobre la caída de los hidrocarburos a nivel internacional, que podría afectar su flamante negocio, sostuvo que aunque “el petróleo en el mundo está bajo, en la Argentina hay un precio sostén que favorece las inversiones”.

Fuente IEco