La fuerte suba del tipo de cambio de pesos por dólar en los últimos 40 días reavivó la polémica sobre el flujo del pago de los créditos ajustables por inflación destinados a los asalariados para la compra de la vivienda, porque se sabe desde hace más de 40 años de la relación inversa que existe entre la variación de los salarios reales y el tipo real de cambio.

Sobre todo porque, a la luz de lo que puede ser el inicio de la suba de las tasas de interés internacionales y el consecuente efecto restrictivo del crédito externo a la Argentina, el tipo de cambio real de pesos por dólar debe indefectiblemente subir y ello conlleva una caída irremediable del salario real. Por tanto, con cuotas indexadas a precios, los deudores verán su cuota subir más que sus ingresos.

Fuente | Infobae