El pasado martes 7 de mayo el BONO AY24 abonó la primera de las seis amortizaciones de capital anuales previstas al momento de la emisión. Cada pago anual será de un sexto del capital total nominal, o sea, por cada lámina de 100 bonos pagará U$D 16,66 durante todos los meses de mayo desde el presente hasta 2024.

Sumado a la amortización del capital, se abona el pago de renta, a una tasa de 4,375% cada 6 meses sobre el capital remanente. Sumando entonces las devoluciones de capital más el pago de intereses, cada 100 bonos AY24 en cartera, se acreditarán U$D 21,04.

Dada la liquidez en dólares con la que se van a encontrar quienes tienen este bono, parece oportuno presentar las mejores alternativas de inversión, teniendo en cuenta el contexto económico y político actual, donde se privilegia fundamentalmente la seguridad para su capital.

Las 4 alternativas de inversión en Dólares ordenadas por un nivel creciente de seguridad:

Reinversión en AY24

La alternativa natural sería reinvertir esos dólares nuevamente en AY24 ya que se continuaría con la misma estrategia de inversión. Al precio del momento de la realización de este informe, el rendimiento anual de una inversión en AY24 es de 16%.

Arbitraje por AO20

El AO20 es otro bono en dólares del gobierno nacional. Es muy similar al AY24 y tiene un rendimiento de 15.5% pero su vencimiento es más próximo, en el mes de octubre de 2020 devuelve la totalidad del capital y hasta esta fecha resta el pago de 3 cupones de 4% cada uno.

Además, el hecho de vencer el año que viene pone a este bono dentro del período de acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, período en el que los aportes del FMI cubren los pagos de la deuda argentina.

Fondos Comunes de Inversión en dólares

La normativa vigente permite que Fondos Comunes de Inversión locales operen en dólares e inviertan parte de su capital en activos extranjeros. Los portafolios de estos fondos normalmente incluyen una parte minoritaria en activos de renta fija argentina en dólares más conservadores tales como Letes, Cauciones y Plazos Fijos y el resto se invierte en Bonos de países latinoamericanos – especialmente Brasil, Chile y Colombia – y Bonos de Estados Unidos.

Si lo que se quiere es diversificar el riesgo local, este es un buen camino para hacerlo. Es importante ver el detalle de cada Fondo para entender la composición de la cartera.

ETFs en Estados Unidos

Por último, si se desea evitar completamente el riesgo argentino, se puede operar directamente en Estados Unidos a través de una plataforma digital.

Teniendo en cuenta el perfil de las inversiones, los instrumentos más interesantes son los ETFs que son fondos de inversión que operan en la Bolsa de Nueva York. Si bien hay miles de ETFs distintos, se destacan 2 en particular:

ISTB: invierte en un portafolio de bonos del gobierno norteamericano, corporativos de grado de inversión e internacionales de grado de inversión con vencimiento entre 1 y 5 años. También activos con respaldo de hipotecas, bonos garantizados por otros activos financieros y otros bonos de mayor rendimiento. Tiene una TIR de 2.6%.

EMB: si se busca un rendimiento mayor, este ETF tiene una TIR anual de 6.1% aunque tiene mayor volatilidad que los anteriores. Invierte en Bonos Soberanos de países emergentes.