El saliente ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay, le dio una sorpresa inesperada a su futuro reemplazante, Nicolás Dujovne, en la reunión que tuvieron ambos ayer en el Palacio de Hacienda en el inicio forma de la transición. Entre otras cuestiones, el ex diputado nacional y ex presidente del Banco Central le comunicó que dejará el cargo mañana, viernes. Su sucesor, en tanto, podría asumir el próximo lunes 2 de enero  luego de la publicación de su designación en el Boletín Oficial. Sin embargo, durante unos días tendría limitaciones para desarrollar la gestión.

Si el presidente Mauricio Macri extiende sus vacaciones en Villa La Angostura hasta el 9 de enero, según está previsto, habría una semana en que Dujovne no podrá firmar ningún tipo de resolución administrativa porque no estaría habilitada su firma por no haber podido jurar como nuevo ministro. Una desprolijidad en el traspaso que se podría evitar si el mandatario adelanta su regreso.

Abogados constitucionalistas, consultados por Infobae, explicaron que “se trata de un tema de funcionamiento constitucional y legal; por lo tanto, hace falta el juramento para que el nuevo ministro tenga autorizada la firma“.

Lo normal es que el ministro saliente se quede en su cargo hasta el juramento de su reemplazo, pero Prat-Gay le dijo a Dujovne que no iba a esperar esa decisión. Sin embargo, podría existir un alternativa: que el viceministro actual, Pedro Lacoste, firme en ausencia del ministro saliente, pero el funcionario anunció que también deja el Gobierno el 30 de diciembre junto a Gustavo Marconato, el secretario de Finanzas, por lo que queda un vacio jurídico difícil de solucionar.

Hablamos del equipo y de los próximos pasos“, señaló Prat-Gay por medio de su cuenta de twitter, luego de las casi dos horas que duró la reunión, en la que se habló de todo. Dujovne llegará al Ejecutivo junto al economista Rodrigo Pena, que será el nuevo secretario de Hacienda. Pena es en la actualidad el subsecretario de Análisis de Presupuesto Público en la Jefatura de Gabinete, a cargo de Marcos Peña, y reporta a los vicejefes de Gabinete Mario Quintana y Gustavo Lopeegui. También se barajan los nombres de Javier Finkman, del HSBC; Nicolás Gadano, que está en el Banco Central; y Rodrigo da Fonseca, un economista cercano a Dujovne experto en marcado de capitales.

La mayoría de los secretarios y subsecretarios de Prat-Gay abandonarán el ministerio. A la idas de Lacoste y Marconatto se suman el jefe de Asesores y enlace con el Banco Central, Vladimir Werning, y el subsecretario de Programación Económica, José Luis Maia, y no se sabe qué pasará con la subsecretaria de Ingresos Públicos, Claudia Balestrini.

Donde no habrá novedades será en el Ministerio de Finanzas, que quedará a cargo de Luis Caputo, que por estos días está de vacaciones. El actual subsecretario Santiago Bausilli pasaría a ser secretario de Financiamiento y continuaría como asesor el abogado Eugenio Bruno, considerado como uno de los funcionarios que más aportó en el arreglo del Gobierno con los holdouts.

Prat-Gay y Dujovne hablaron, además, de la propuesta de Caputo de salir a colocar una fuerte emisión de bonos argentinos en el exterior antes que Donald Trump asuma el 20 de enero la presidencia de los Estados Unidos. También se habló del viaje a la Cumbre de Davos (Suiza), entre el 17 y el 20 de enero, donde probablemente viajen Dujovne y Caputo junto al presidente Mauricio Macri.

El tema fiscal estuvo presente y es probable que haya una nueva elaboración de proyecciones fiscales que tengan en cuenta un ajueste en el gasto público, producto de reducciones de ministerios secretarias y subsecretarias que se anunciaría como una de las primeras medidas de Dujovne y donde habría novedades muy sorprendentes. En particular, con respecto a algunos ministerios que desaparecerian o se fusionarían y ministros que dejarían sus cargos próximamente.

Fuente | Infobae