Desde Quinquela Fondos realizaron un análisis sobre diversas cuestiones a considerar por parte de los inversores, de cara al 2020. Compartimos a continuación los puntos más relevantes del documento:

El Ministerio de Hacienda se ha marcado determinados objetivos para generar un grado mayor de confianza de parte de los inversores. Entre los objetivos más relevantes, remarcan:

* Aumentar la Visibilidad de la Estrategia Financiera

* Cronograma Anticipado de Licitaciones para 2019

* Nuevo programa de Creadores de Mercado desde enero 2019

* Aumentar los niveles de deducción para seguros de vida y retiro

* Eliminar las barreras fiscales de los fondos mutuos para el financiamiento de las PYMEs

Como parte del primer punto, vinculado a aclarar lo mejor posible la estrategia financiera, han presentado una actualización del Programa Financiero 2019-2020.

De la información presentada surge que el año 2019 se inicia con un colchón de liquidez del Tesoro de USD 10.900 millones. Eso permite encarar el proceso de renovación de instrumentos de corto plazo (Letes en USD y ARG$) con un menor grado de exigencia. El grado de captación  logrado en los dos últimos meses del año le permite al Tesoro cerrar el Programa Financiero con un ratio de renovación de Letes del 46%, cuando en la versión original se necesitaba el 60%. Esto implica que no se requiere renovar los vencimientos de bonos más largos que vencen en el período, ya que para ello se cuenta con los desembolsos del FMI.

Conocé cómo invertir con Quinquela Fondos

El Programa Financiero de 2020 sigue luciendo igual de exigente.  Al acotarse los desembolsos previstos por el FMI, vuelve a surgir la necesidad de recurrir al mercado de capitales, tanto para lograr la refinanciación de vencimientos como para obtener nuevo fondeo.

Específicamente para 2020 se necesita renovar vencimientos de capital de bonos de mediano y largo plazo por USD 12.000 millones, renovar vencimientos de corto plazo (Letes en ARG$ y USD) por USD 9.400 millones y obtener nuevo financiamiento por USD 4.100 millones. En total se deberán hacer operaciones de mercado por USD 25.500 millones.

En el caso que se logren mayores niveles de renovación de Letes en 2019, las exigencias del Programa Financiero 2020 no cambian, porque se podría sumar saldo inicial de caja, pero aumentarían en igual proporción los vencimientos de capital, por tratarse de instrumentos a menos de un año de plazo. El esfuerzo necesario solamente se acotaría en caso de lograrse operaciones de mercado a más de 18 meses de plazo o a plazos algo menores, pero sobre el final del año 2019.

En síntesis, los USD 4.100 millones de nuevo financiamiento no parecen difíciles de obtener en un mercado que se encuentre abierto para Argentina y para que ello suceda se deberán cumplir todos los objetivos del acuerdo con el FMI, lograrse la renovación de todos los demás vencimientos y su vez estará sujeto a la postura que tome quien esté a cargo del poder ejecutivo.

Conocé cómo invertir con Quinquela Fondos

En ese marco, son más las dudas políticas que las económicas las que genera el 2020. Diferente es el escenario cuando se amplía la mirada, ya que los objetivos fiscales todavía no se encontrarán equilibrados, ya que se proyecta un superávit primario de USD 5.200 millones y un pago de intereses por USD 15.400 millones, dando cuenta de un déficit financiero (aumento de la deuda) de algo más de USD 10.000 millones. Esa es la magnitud del ajuste que seguirá pendiente en 2020. Para lograr acelerar ese proceso es necesario que se aclare la estrategia de crecimiento económico, porque es la única variable que permitiría terminar de corregir los desequilibrios fiscales.

El último punto relevante que ha surgido de la presentación del Programa financiero es el descalce de monedas del Tesoro. Ya que en 2019 contará con fuentes en dólares para cubrir necesidades en pesos. Eso implica que necesita vender esos dólares y dependiendo del camino elegido puede tener efecto sobre el mercado cambiario o sobre la política monetaria.

El Tesoro necesita vender durante 2019 USD 8.100 millones y la manera en que lo hará está siendo negociada con el FMI y debería estar definida durante el primer trimestre de este año. Si opta por venderlo de manera directa al BCRA, generaría al tipo de cambio de hoy una expansión de  ARG$ 305.000 millones (22% de la Base Monetaria), esto complicaría las metas monetarias y obligaría a un crecimiento acelerado de las Leliq, repitiendo el error cometido con las Lebacs. El camino alternativo consiste en ir vendiendo esos dólares de manera directa en el mercado en la medida en que se vayan necesitando los pesos y de esa manera evitar la expansión monetaria. Este camino aumenta la oferta de dólares y tiende a llevar al precio del dólar hacia el piso de la banda de no intervención, por eso serán claves los momentos que se elijan para realizar esas operaciones.

En este marco, de cara a los próximos meses quedan dos variables a monitorear, el grado de renovación de Letes/Lecaps (hoy todavía al 100%) y la manera en que se instrumenta la venta de dólares del Tesoro. 

Entrá a los fondos de inversión de Quinquela

Fuente: BuscatuFondo.com