La entidad que comanda Miguel Pesce, a pesar de los mega controles y restricciones para hacerse de billetes verdes que tiene el sector privado, está vendiendo dólares a una velocidad cada vez mayor en el mercado de cambios oficial, que está ultra regulado.

“Hoy las reservas netas apenas llegan a los 8.000 millones de dólares”, indicó Carlos González Prieto.

Según cálculos privados, que mezclan la estadística oficial -que lleva hasta el día 21 de mayo- y estimaciones de mercado con los días posteriores, la mesa de dinero del Central tuvo que vender casi 1.000 millones de dólares en mayo. Esta cifra casi duplica lo que soltó Pesce durante abril, cuando empezó la sangría, y cedió 550 millones. Es, además, el registro más alto de ventas desde que asumió el nuevo Gobierno.

“Para encontrar una salida se endureció el cepo restringiendo la obtención del dólar para el que lo demanda. Pero esto es un juego muy peligroso para nuestra economía “, indicó Carlos González Prieto.

Mirá el informe completo en el programa: