El ministro de Producción, Francisco Cabrera, minimizó la decisión del gobierno de Donald Trump de frenar por 60 días la importación de limones del Norte argentino. El funcionario dijo que hablaron con Martín Lousteau, el embajador argentino en Estados Unidos y verificaron que “esta decisión que tomó el gobierno de Donald Trump es la misma que había tomado el gobierno de Obama, que era tomarse 60 días para analizar las últimas medidas que del gobierno anterior. Es una medida general que sí afecta nuestro mercado de limones, pero no creemos – a menos que algo demuestre lo contrario- que tenga que ver específicamente con la Argentina y con los limones en particular”.

Además, Cabrera añadió que la secretaria de Comercio saliente de Estados Unidos, Penny Pritzker, le hizo un llamado unos días antes de dejar su despacho para decirle que ya había hablado con su reemplazante, Wilbur Ros, repasando la agenda del diálogo comercial con la Argentina. “Me dijo que hasta ese momento creía que todos los temas que estábamos tocando iban a seguir su marcha sin ningún inconveniente porque eran una agenda positiva para los dos países”, sostuvo Cabrera.

Fuente | IEco