Ford decidió este martes suspender temporalmente la producción de vehículos y motores en Europa como consecuencia de la expansión del brote epidémico COVID-19, un parón que la compañía cree que “durará semanas”.

Ford explicó que la medida es consecuencia de la designación de Europa por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el “nuevo epicentro de la epidemia del coronavirus” y el fuerte crecimiento del número de casos en los últimos días.

El parón afecta a las plantas alemanas de Colonia y Saarlouis, la planta rumana de Cracovia y la planta española de Valencia.

Agencia EFE