En Argentina, 2020 y el manejo de la pandemia de COVID-19 significaron un récord de caída de puestos de trabajo. La cuarentena más extensa del mundo implicó que, al tercer trimestre se perdieran el doble de horas trabajadas que en el resto del mundo: -20% i.a. en Argentina vs. -10% en el mundo, según la OIT.

Pero más allá de los datos generales producto de la pandemia, en los últimos 8 años surge un dato que alarma y preocupa. En ese período se crearon 681.083 (+26,7%) puestos de trabajo en el sector público, mientras que en el sector privado se perdieron 270.228 (-4,4%).

“Es un dato que oculta un montón de realidades”, indicó el economista Esteban Domecq. “Por ejemplo el problema de generación de empleo de calidad, que es el que paga cargas sociales, es más estable y tiene mejores remuneraciones”.

“Todo esto es consecuencia del ciclo de estanflación en el que estamos metidos desde 2011 y de un modelo económico en el que se empezaron a perder empresas y como consecuencia, puestos de trabajo”, advirtió Esteban Domecq.

“En los últimos 8 años se cerraron 40.000 empresas. La mitad de eso, fue producto de la pandemia. Está claro que para la generación de empleo necesitás una economía próspera y el marco legislativo además juega muy en contra”, resaltó el economista.

Mirá el análisis completo en el programa: