Por Javier Rava, director de Rava Bursátil

Mercado Exterior

Ya cerrada una nueva semana bursátil de marzo, el mercado de Wall Street despidió el viernes con las acciones de forma favorable, con buenos rendimientos en los índices y encarando un fin de semana con buen alivio para los inversores ante las dudas actuales.

En principio, la semana comenzó de forma positiva y a la espera de las palabras de Powell y Yellen que, sin grandes modificaciones que agregar en torno a sus objetivos esperados, los participantes del mercado no parecieron tomar en consideración y volcaron, en parte, su postura negativa hacia los activos, mientras que a la par las tasas de interés mantenían su habitual juego, presionando por momentos con subas y cambios bruscos.

No obstante, y después de ver un inicio de rueda muy malo el día de ayer, los resultados fueron cambiando, concentrando las mejores subas para el día de hoy, con todos los principales sectores positivos y que se terminan reflejando en los principales índices norteamericanos, que, con un buen impulso hacia el final de la rueda, cierran la jornada de manera positiva en torno al 1,5%, con un Dow Jones que sube un 1,39%, un S&P500 que logró un alza de 1,66% y, por su parte, una cambiante rueda para el Nasdaq que terminó por exponer 1,24% positivo.

En este contexto, la jornada se vio favorecida a raíz de las noticias que fueron corriendo durante las horas del día, una de ellas fue sobre el sector petrolero que, si bien fue el más afectado negativamente durante la semana ante la incertidumbre y los cierres en Europa, cierra este último día ante un crudo que aumenta su valor, esto debido a la noticia de que la liberación del Canal de Suez demorará más de lo esperado, generando que los productores detuvieran la producción.

Además, la FED se sumó con una buena noticia ante el sector bancario dado que se les permitirá la recompra de acciones a partir del 30 de junio, siempre que pasen la prueba de solvencia. Por otro lado, no hay que desconsiderar que tanto Powell como Yellen insistieron en que, acompañando una pronta recuperación económica, la proyección de la inflación sigue siendo del 2%, la cual fue respaldada el día de hoy ante los datos que señalan la posible dinámica de la inflación y que los mismos vinieron mejor de lo esperado.

Mercado Local

La semana cierra dejando una sensación incierta lo cual se vió reflejado en la operatoria de los activos argentinos. Y a lo que hacemos referencia principalmente es a las señales que espera el mercado, que aún no terminan de convencer. Haciendo un paréntesis, el índice Merval cerró bajista en un 0,89% y el balance semanal fue un 5,18% negativo, reflejando un Panel Líder con la mayoría de sus cotizaciones en rojo.

Continuando con un marco semanal, el día miércoles, de feriado nacional, los ADR y los bonos globales en dólares sufrieron grandes caídas que continuaron con su impacto hacia el día jueves en la cotización de los activos.

Así mismo, el día de hoy los ADRs cerraron con gran parte de su lista en rojo maximizando su descenso, a excepción de algunas acciones que lograron terminar al alza como el caso de Tenaris (TS) y Ternium (TX), con casi un 4% y 5% respectivamente.

En vistas de lo que ocurrió en la semana, si bien tuvo una pausa en el medio, la dinámica local estuvo con las miradas puestas en las idas y venidas de los dicho en torno a las negociaciones con el FMI, que si bien el Ministro de Economía Martín Guzman se refirió a su viaje a Washington como positivo, lo cierto es que los inversores no terminaron de tomarlo como tal y trasladaron a los precios de los bonos las dudas que no lograron disiparse con las reuniones de Guzmán.

En definitiva, uno de los puntos fuertes que afectó es que no hubo una precisión ni señales de los plazos en que se pueda llegar a un acuerdo para solventar la deuda contraída con el fondo, cuestión que alinea de manera favorable las expectativas en el corto o mediano plazo.

Frente a este escenario, los bonos soberanos en dólares de ambas legislaciones no tuvieron una buena semana, las consecuencias ante hechos que no terminan de evitar la incertidumbre contextualizada por la indefinición del acuerdo con el FMI llevaron a que los bonos en dólares se hundieran fuertemente en sus cotizaciones, remarcando los elevados rendimientos exigidos en torno al 20% y exponiendo, de esta manera, los riesgos asociados a los flujos de los títulos soberanos.

Cabe recordar que el día lunes, el Ministerio de Economía llamará a licitación 3 letras nuevas, una a descuento con vencimiento en septiembre 2021, otra a tasa variable más 2,00% con vencimiento también a septiembre 2021, y la última ajustada por CER a descuento con vencimiento a marzo 2022.

Por otra parte, el INDEC informó que el superávit comercial de febrero fue de 1.062 millones de dólares y en términos interanuales las exportaciones aumentaron un 9,1%, mientras que las importaciones un 16,4% y el intercambio comercial (exportaciones más importaciones) aumentó 12,1%, en relación con igual mes del año anterior.