El comienzo de noviembre fue excepcional para el índice. Las acciones bancarias, las más castigadas del fatídico mes de octubre, estaban dando señales técnicas de una posible recuperación de corto plazo. Al parecer el efecto se apresuró y acompañaron con creces los rebotes de los mercados internacionales. A la par, el dólar continuó su retroceso y la tasa se mantuvo estable.

En este contexto, Federico Pérez, Porfolio Manager de Axis Inversiones destacó que esto es un ejemplo de que Argentina tiene revancha. De todas formas “lo mejor que podía pasar viene pasando y cuando eso sucede, empiezan a aparecer dudas”. “Con las próximas presentaciones de balance se van a ver los números de lo que fue el movimiento del tipo de cambio y el efecto tasa”.

“Y la gran variable a revisar es la inflación”, resaltó. “Dentro de los balances, las sorpresas pueden aparecer en términos de morosidad y nivel de actividad”.

“Si no tocamos piso rápido y empezamos a recuperar, estará difícil pensar en una reelección”.