La bolsa porteña se desplomó en la última jornada de la semana pasada en un 3,7%. En momentos en que el dólar se disparaba 2% en la plaza mayorista de cambios, el índice líder S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) se hundió hasta las 32.908,06 unidades.

Los temores sobre una desaceleración global volvieron a estar en el centro de la atención después de la publicación de datos que mostraron que la actividad empresarial en la zona euro se contrajo al ritmo más rápido en casi seis años.

Suscribite al newsletter de MundoDinero  → SUSCRIBITE

Pero lo que más preocupó a los inversores es que por primera vez desde el año 2007 la curva de rendimientos americana está invertida, un fenómeno que ha probado anticipar recesiones.

“En realidad es muy llamativo que un Gobierno – en este caso la Reserva Federal de Estados Unidos – diga que durante 2019 no subirá tasas. Es una señal muy importante para el mercado. Pero la contracara es que esto lo hace porque ve un menor crecimiento de la economía a nivel global”, resaltó Juan Manuel Carnevale, especialista en inversiones en el programa Qué Hacemos con los Pesos (Canal 26).

“Asimismo no hay ningún indicio de que Estados Unidos y China se pongan de acuerdo. Eso no va a suceder. De ese lado también van a venir malas noticias. Asimismo en Brasil por el tema “Temer”, la cuestión se complicó más” agregó Carnevale.

En Wall Street, por su parte los ADRs argentinos se derrumbaron hasta 9,3% (Banco Macro), mientras que en la bolsa de Nueva York los principales índices bursátiles bajaron hasta 2,5%.

En el segmento de renta fija, los principales bonos en dólares (cotizantes en moneda dura) cayeron hasta casi 2%, con un riesgo país, que avanzó 4,5% (33 unidades) hasta ubicarse en los 764 puntos.

Mirá el análisis de Juan Manuel Carnevale, alias Dr. Mercado, en el programa: