martes, julio 23, 2024

El juego del Central que no pasará desapercibido en el sistema

Para las consultoras privadas, el Banco Central se juega a todo y analizan las consecuencias de las últimas medidas en la que se destaca la suba de tasas de las Lebac y las proyecciones sobre las reservas.

Must Read

En la última licitación el BCRA aumentó la tasa de las LEBAC al 24,25% en el plazo más corto, llevándola al mismo nivel en el que operan en el mercado secundario. Esta suba “fue el último paso de un endurecimiento monetario ´en cuotas´”, advirtió Matías Carugatti de Management & Fit en un informe.

El primer paso comenzó con la intervención en el mercado secundario (dedicado a la compraventa de valores que ya han sido emitidos en una primera oferta) de LEBAC llevando la tasa de interés de 22,54% a 24,26%.

“El sistema debería acusar recibo de esta movida. El incremento en las tasas debería traducirse en un mayor costo del crédito, lo que debilitaría esa demanda (en pesos hoy se observa un leve repunte), afectando sobre todo a las empresas”.

Esta contracción monetaria podría quitarle algo de oxígeno a una recuperación que viene lenta. En efecto, el propio BCRA estima que el PBI se expandió 0,7% trimestral (sin estacionalidad) en los primeros tres meses del año, en línea con cálculos propios (nuestro Nowcast arroja una expansión de 0,6% con datos a febrero). Esta proyección está por debajo de las expectativas del mercado (1,1% según el REM)”.

“Para tener una idea de las implicancias, si se confirma la estimación del BCRA el PBI debería expandirse a un promedio de 1,46% trimestral (6% anualizado) para alcanzar el 2,8% que proyectan los analistas, o 1,92% trimestral (7,9% anualizado) para llegar al 3,5% que estableció el gobierno en el Presupuesto 2017”.

“Todo un desafío, aunque desde el BCRA minimizan el impacto recesivo del endurecimiento monetario y maximizan el efecto de la desinflación”, remarcó Matías Carugatti.

Por su parte en el informe de la consultora Econviews remarcan que “aunque la inflación núcleo del IPC GBA se mantuvo en 1.6% (promedio mensual) durante el primer  trimestre de 2017, todavía se ubica por encima del sendero de desinflación buscado por el regulador para entrar dentro de su objetivo. Las expectativas de inflación medidas por el REM de marzo y los indicadores de alta frecuencia para Abril siguen mostrando valores por encima de lo deseado y esos factores son los que justifican el endurecimiento planteado por el Central”.

Sostenemos nuestra proyección de tasa de política: creemos que el BCRA mantendrá la tasa en este nivel por tres meses más y luego la reducirá muy gradualmente 50 pbs por mes hasta llegar a 23.25% en diciembre”.

Reservas y el futuro del dólar

Entre suba y suba el BCRA anunció que perseguirá un objetivo de reservas internacionales. Con la intención de ayudar al país a conseguir la categoría de “investment grade”, la entidad buscará incrementar el stock de reservas del 10% al 15% del PBI, por lo que debería acumular unos USD 25.000 millones.

“A pesar de que la institución expresó que la medida no tiene que ver con el tipo de cambio, es esperable que tenga incidencia en el mismo. Sobre todo porque no se dieron demasiadas precisiones respecto a los plazos (1 a 2 años) ni a la instrumentación (habrá compras cuando aparezca una oportunidad “conveniente”), lo que seguramente le dará mayor volatilidad a la cotización. Tal vez este nuevo objetivo sea una forma indirecta de ponerle un piso a un tipo de cambio criticado desde casi todos los sectores productivos”, resaltó Matías Carugatti en el informe.

Por su parte, en un informe de Cohen, advierten que “tras el anuncio el dólar abrió la jornada del jueves con fuertes subas, aunque las mismas se fueron diluyendo con el pasar del día. En un contexto global favorable, la presión de fondo sigue siendo la de apreciar la moneda buscando carry trade”.

“Con esta medida, el BCRA parece dispuesto a poner su balance a disposición para que el resto de los inversores haga su «carry trade», lo cual le podría generar importantes pérdidas al BCRA en el corto plazo pero apostaría a recuperarlas ante un salto del dólar que podría darse por algún evento exógeno. El Brexit fue un claro ejemplo de ello con un salto del dólar de casi $ 2. Mientras tanto, la apuesta del BCRA es volver al rango previo a la última apreciación, que buscaría un piso del dólar mayorista en la zona de $/US$ 15,5. Si no hay un evento externo de magnitud, no vemos que el BCRA pueda elevar mucho más al tipo de cambio en el corto plazo”.

 

- PUBLICIDAD-spot_img

Latest News

- PUBLICIDAD-spot_img
- PUBLICIDAD-spot_img
- PUBLICIDAD-spot_img

Gas, tecnológicas y bonos: dónde invertir en la segunda mitad del año

Rafael Di Giorno comenzó con sus recomendaciones internacionales, sugiriendo acciones con un alto potencial de crecimiento a pesar de...

More Articles Like This