¿Será una tendencia o es un fenómeno estacional? Lo explicó Pedro Siaba Serrate, Head of Research & Strategy en Portfolio Personal Inversiones en ¿Qué hacemos con los pesos? (A24)

“Noviembre fue un mes muy bueno para la deuda en dólares. Diciembre arranca de la misma manera. Hubo mucho corporativo saliendo en pesos entrando a globales en dólares, que son legislación Nueva York en caso de que la situación se desbarranca y tienen mejor cobertura legal. Eso participó, también el esquema dólar Soja y la posibilidad de que se acumulen quizás usd 2500 millones y, de esa manera se fortalece la posibilidad de la probabilidad de pago del 2023. De todos modos, mirando la situación local no se explica lo que sucedió. Hay que ver el abanico internacional. Lo que pasó desde que se publicó la inflación en Estados Unidos de octubre -fue mejor de lo que se esperaba- fue una sorpresa muy positiva  Si persiste esta baja inflación a la FED no le va a quedar otra que decir que sí con la cabeza y empezar a aflojar un poco el apretón monetario, por lo menos en dosis más bajas como ya viene prometiendo Powell. Este miércoles dijo que probablemente en diciembre empiecen a hacer subas de tasa más débiles. En ese sentido fue una fiesta emergente. Los bonos de Brasil subieron entre 4% y 5%, los bonos turcos a 10 años también estuvieron arriba del 8%.  Los bonos que más habían caído, los más débiles, que son bonos argentinos, rebotaron de manera más significativa; hablamos de suba del 25% en noviembre. Si consideramos los mínimos de mitad de abril hasta hoy estamos hablando de sumas del 35% en dólares.”.