La novedad en Argentina es la aplicación del impuesto de débitos y créditos, para todas las exchanges locales. Este impuesto aplica cuando sucede el movimiento de dinero entre la cuenta bancaria y el exchange. Gastón Celi, experto impositivo del Grupo GNP, señala que “todavía no queda claro si también el impuesto alcanza por la compra venta dentro de la cuenta exchange. Al ser similar a una cuenta comitente, considero que no va a afectar las operaciones dentro de la misma cuenta de las criptos.” 

Cabe recordar que con la reforma tributaria de 2017 se incorporó a las criptomonedas como un activo grabado en el impuesto a las ganancias, como si fuera una inversión en el exterior. Desde 2017 se grava con el 15% a la diferencia positiva entre la compra y la venta de criptomonedas.

 

Alcance de la medida

El Gobierno no sabe cuánto podría recaudar con el nuevo impuesto porque no hay estadísticas claras de cuánto mueve este mercado en la Argentina. Es muy difícil acceder a la información de las exchanges, por la propia filosofía de la criptomoneda, de resguardo de la identidad de los inversores frente a las instituciones gubernamentales. 

Para entender que tanto puede recaudar el Gobierno y en cuanto afecta al mercado local de las cripto, hay que tener en cuenta que muchas de las operaciones se realizan fuera del país. Además, las operaciones de persona a persona se realizan de forma privada, por fuera del exchange, e incluso muchas se pactan en el exterior, aunque se produzca la operación en la Argentina

Celi concluye que “por ahora, no está claro el alcance de la medida. Existen varios métodos para estar por fuera del alcance del impuesto al cheque. Esto es algo que el fisco, a medida que empiece a entender su posibilidad de alcance, seguramente extenderá su fiscalización.”

Mirá el análisis completo