domingo, mayo 26, 2024

Dónde invertir en pesos: Estrategias para armar carteras con bonos

En un clima económico volátil, los bonos en pesos ganaron relevancia como una opción atractiva para los inversores que buscan rendir su capital. En este contexto, es importante recurrir a análisis y recomendaciones de expertos en economía, como José Echagüe y Pedro Siaba Serrate, quienes dieron su visión sobre la situación actual de estos activos y las estrategias de inversión más relevantes.

Must Read

Los bonos en pesos son instrumentos financieros emitidos por el gobierno o entidades privadas en la moneda local, es decir, en pesos argentinos. Estos bonos representan una forma de financiamiento para el emisor y una oportunidad de inversión para el comprador. 

Funcionan de manera similar a un préstamo, donde el comprador del bono presta dinero al emisor a cambio de recibir pagos con interés y, al vencimiento, la devolución del capital invertido. Los bonos en pesos pueden variar en términos de plazo, tasa de interés y nivel de riesgo, lo que los hace adecuados para diferentes perfiles de inversión.

En un escenario económico cambiante, los bonos en pesos se convierten en una opción muy atractiva. Por eso, resulta fundamental prestar atención a las recomendaciones de expertos como José Echagüe y Pedro Siaba Serrate, quienes ofrecen sus análisis detallados sobre la situación actual de los bonos en pesos y proponen estrategias de inversión adecuadas para este contexto.

Al abordar la situación financiera actual, Pedro Siaba Serrate destacó la baja sensibilidad del mercado respecto a la tasa de interés, señalando que el componente que realmente influye en la apreciación del peso frente a los dólares financieros es el 20% que se liquida por esta vía. Además, hizo hincapié en un evento relevante de la semana: la exitosa licitación del BOPREAL serie tres, que permitió a compañías multinacionales con accionistas no residentes acceder a este bono por primera vez, colocando 1700 millones a un tipo de cambio relativo de 1347 pesos.

Durante el programa “¿Qué hacemos con los pesos?”, sábados 22:00 por A24, el economista y Head of Research de Portfolio Personal comenzó su análisis destacando la oportunidad que trae esta serie de bonos. Por su parte, el economista José Echagüe agregó un dato sobre la operación más relevante de la semana, donde se transaron 1800 millones de dólares a 1350 pesos, lo que indica un cambio de régimen en el mercado cambiario. Esta combinación de elementos del régimen anterior y actual genera incertidumbre sobre el futuro del tipo de cambio y sus implicaciones para los inversores.

La estrategia de diversificar 

En un panorama donde las recomendaciones de inversión se tornan complejas, Siaba Serrate sugirió que, ante tasas en descenso y un dólar estable, los inversores pueden considerar activos ajustados por la inflación como una alternativa atractiva. De esta forma, destacó el cambio de paradigma hacia una mayor oferta de instrumentos de tasa fija, como el CER (Serie en pesos) y el BOPREAL. Echagüe coincidió en que las tasas cortas negativas crean una oportunidad en bonos de más largo plazo, como el TX26.

El BOPREAL, explicado por Echagüe como un bono emitido por el Banco Central con beneficios específicos, surge como una opción atractiva para aquellos que buscan un retorno significativo en pesos. Siaba Serrate propuso una estrategia de diversificación, combinando bonos cortos y largos para mitigar la incertidumbre y maximizar el retorno.

Según la visión de expertos, la elección de bonos en pesos debe basarse en una evaluación cuidadosa de las condiciones del mercado y las perspectivas económicas. Si se cree que Argentina está encaminada a resolver sus desequilibrios, la recomendación es invertir en bonos a largo plazo, como el GD35, GD38 y GD41. Estos bonos ofrecen un potencial retorno significativo si las tasas convergen hacia un nivel de riesgo país de 500 puntos básicos, alcanzando una TIR del 10% en aproximadamente un año. 

Por otro lado, si se espera un período de incertidumbre en el corto plazo, los bonos más cortos, como el GD30, pueden ser una opción más atractiva debido a su potencial retorno en un horizonte de seis meses. 

Además, Siaba Serrate destacó la oportunidad ofrecida por el BOPREAL serie 3, que brinda un rendimiento excepcional en un periodo corto de tiempo. Esta combinación de bonos cortos y largos, junto con una estrategia de diversificación cuidadosamente elaborada, puede resultar muy beneficiosa para los inversores que buscan maximizar sus retornos en un entorno de volatilidad e incertidumbre. 

En última instancia, la clave radica en adaptar la cartera de inversiones a medida que evolucionan las condiciones del mercado, aprovechando las oportunidades que surgen en el camino.

Las recomendaciones de José Echagüe y Pedro Siaba Serrate apuntan a una estrategia diversificada que capitalice las oportunidades presentes en el mercado de bonos argentino. En un contexto donde las condiciones económicas pueden cambiar rápidamente, la flexibilidad y la adaptabilidad son clave para adentrarse con éxito en el mercado de bonos locales.

- PUBLICIDAD-spot_img

Latest News

- PUBLICIDAD-spot_img
- PUBLICIDAD-spot_img
- PUBLICIDAD-spot_img

Inteligencia artificial, robótica y criptomonedas: dónde invertir en el mercado internacional

En un mundo cada vez más interconectado y avanzado, identificar las tendencias emergentes y las oportunidades de inversión en...

More Articles Like This