martes, julio 23, 2024

Déficit fiscal e inflación: Las medidas que proponen para paliar la situación

El diputado nacional de Avanza Libertad, José Luis Espert, propuso medidas urgentes para corregir y estabilizar la economía. Además rechaza la idea de una dolarización. Mirá la nota completa con Mariano Otálora en Qué Hacemos con los Pesos -A24

Must Read

El plan Larreta para bajar la inflación, incluye varios puntos… Todos los políticos en campaña lo dicen: «corregir el déficit fiscal, lograr la estabilidad cambiaria, eliminar el déficit de las empresas públicas, establecer la independencia del Banco Central»… Esta es como la hoja de ruta que planteó Horacio Rodríguez Larreta para su gobierno: reanudar el acceso al crédito, unificar los 18 tipos de cambio, promover la baja de impuestos (Ingresos Brutos y Sellos), recuperar el poder adquisitivo”. No de forma inmediata. Ahora bien, corregir el déficit fiscal: sabemos que es el gran problema, la gran herencia que siempre tiene la Argentina. ¿Cómo lo resolvés? Porque vos sabés que parte de ese déficit fiscal lo tenés en cosas que te cuesta mucho tocarlas.

Acá hay que hacerle entender a la gente que por no corregir el déficit como hay que corregirlo, te van a seguir reventando a impuestos: el inflacionario y los impuestos explícitos.

Pero ¿cómo lo corregís hoy? Por ejemplo, eliminar el déficit en las empresas públicas es fácil.

Tenés 650 millones de pesos de déficit en las empresas públicas. ¿Cómo no vas a terminar el déficit en las empresas públicas? La que es viable, la privatizás; y la que no, la cerrás.

¿Ahí puede haber ingresos de dólares privatizando?

No, no. A ver, los dólares en Argentina, a vos se te van los dólares, no porque no generes dólares, sino porque hay una desconfianza tan grande que por eso se te van. Vos sos una máquina de generar dólares infinitos: minería, oro, zinc, soja. Ahora, el gobierno, que es el que tiene la deuda, es el que no genera los pesos necesarios para poder pagar la deuda. Como no generan los pesos, anda siempre con cosas raras que generan desconfianza, que generan cepos cambiarios

Pero vamos al punto número uno… corregir el déficit fiscal. Lo de las empresas públicas, más allá de lo estratégico, es fácil de entender, como decir ‘bueno, privatizamos, chau’. Porque esto lo está diciendo con distintas palabras Horacio Rodríguez Larreta, y también te lo está diciendo, por ejemplo, Patricia Bullrich, también te lo está diciendo Milei, también lo está diciendo Sergio Massa. ¿Cómo lo corregís el déficit fiscal sin ir a una hecatombe de licuación total?

A ver, tengamos claro primero que la licuación y la destrucción de la Argentina ya ocurrió como consecuencia del déficit fiscal. Si eso no le hacemos entender a la gente, estamos fritos. Porque algunos me preguntan: ‘Che, ¿cuál es el costo de bajar el déficit?’ Yo te pregunto: ‘¿Cuál es el costo de haber vivido 60 años con déficit fiscal todos los años?’ Argentina, por vivir con déficits fiscales todos los años en los últimos 60, y esto es dato, hemos tenido una crisis cada siete años y medio: Rodrigazo, Martínez de Hoz, la hiperinflación, el 2001-2002, con Néstor Kirchner, con Macri y con Alberto. Cada siete años y medio una crisis. Entonces, por tener déficits, esas son las consecuencias: 50% de pobres.

Pero esta crisis, ¿cómo salimos de esta crisis?

No hay duda de que el déficit fiscal hay que hacerlo cero. Y no hay duda de que el problema es el gasto. Y no hay duda de que el primer gasto que tenés que tocar será, de manera gradual, el millón de ñoquis dentro del Estado. Un millón son los que metió el kirchnerismo solo para militar, porque vos no tenés ni mayor seguridad, ni mayor justicia, ni mejores servicios de salud ni mejor educación. Entonces, vos tenés que echar a ese millón. Lo tendrás que echar de manera gradual, porque si la población económicamente activa, la demanda de trabajo aumenta, en el mejor de los casos, 400.000, 500.000 personas por año, no podés echar de golpe a un millón de tipos.

No hay solamente de La Cámpora, hay de todos los partidos políticos.

Yo te hablo de lo que hay, un millón de tipos adentro del Estado, solo para militar. Que hay más, sí, por supuesto. A nivel nacional, tenés que reducir la cantidad de ministerios a la mitad. Un ejército como el que metió el kirchnerismo, ningún otro gobierno.

No tengo duda, pero lo tienen todos.

Planes sociales, cero pesos a las organizaciones sociales, cero.

A la gente, directo.

A la gente, directo. Condicionado en el tiempo, condicionado a que termine la primaria, la secundaria y que se cualifique. Y a la empresa que va a contratar a alguien vinculado con los planes, por supuesto, le tenés que dar algún incentivo, por ejemplo, que no pague aportes, contribuciones patronales durante algún tiempo.

Una reforma laboral, claro.

Pero ya que tocamos el tema de los planes, tiene que ver con el gasto. Para no ser demagógico, es decir, “termino con los planes”. No, los planes se terminan muy de a poco, también. Como despedir a los ñoquis en la medida en que se consigue empleo. Ahí, el tratamiento del plan social es muy diferente del ñoqui. El ñoqui es un delincuente, directamente: un tipo que le está robando al enfermero, al policía y al contribuyente. El plan social es a una persona a la cual tantas crisis lo destruyeron, lo dejaron fuera en el mundo del trabajo. Para esa persona, toda la delicadeza; pero condicionada en el tiempo, a la formación y alguna actividad.

Jubilaciones, que son temas que destruyó el kirchnerismo, sin duda.

Jubilaciones. Ahí tenés otra reforma estructural. Todas las reformas estructurales tardan tiempo. Eso no hay que mentirle a la gente, ninguna es rápida. Salvo que quieras destruir el salario de los trabajadores en el Estado, las jubilaciones… tardan. Las decisiones las podés tomar hoy, pero los beneficios tardan tiempo. El régimen jubilatorio argentino: el gasto previsional de Argentina (Nación y provincias) hoy llega a 11 puntos del producto. Para una población relativamente joven como es la Argentina, todavía, el gasto es muy excesivo. Con gastar 4 puntos menos, podrías pagar una muy buena jubilación. El tema es que tenés como 25 regímenes jubilatorios diferentes: Policía, Fuerzas Armadas, Educación, Sanidad, el general. Más todas las moratorias. Tenés un desastre fenomenal. Ahora, se pueden pagar jubilaciones decentes, no la miseria de hoy, y gastando mucho menos de lo que se gasta. En realidad, lo que se gasta es ineficiente.

¿Hay que subir la edad y hay que equiparar la edad de la mujer a los hombres?

Hay que equiparar y subir la edad, claramente. Si queremos tener un sistema de reparto, es imposible que con el aumento de la esperanza de vida, un régimen jubilatorio de reparto no te quiebre con las actuales condiciones de jubilación, sin duda.

¿Estás a favor de las moratorias?

No, para nada. Las moratorias son un parche que reconocen, sin reconocer, que los 30 años de edad para aportar y jubilarte no alcanza. No hay nadie que aporte 30 años, o muy pocos. Por eso hacen el parche. Entonces, en ese sentido, reconozcamos que la gente no aporta 30 años en este sistema. Que aportan menos. Entonces, permitimos a la gente jubilarse cuando quiera.

O también hay mucha gente que por ahí tiene 30 años de servicio y tiene menos edad. Se podría jubilar antes.

Por supuesto, que se jubile cuando la persona quiera. Le pones un mínimo, cosa de que no se equivoque y se jubile con cualquier edad que no le alcance para tener una jubilación digna, pero que la gente, básicamente, se jubile con la edad que quiera. Para evitar parches como las moratorias.

- PUBLICIDAD-spot_img

Latest News

- PUBLICIDAD-spot_img
- PUBLICIDAD-spot_img
- PUBLICIDAD-spot_img

Gas, tecnológicas y bonos: dónde invertir en la segunda mitad del año

Rafael Di Giorno comenzó con sus recomendaciones internacionales, sugiriendo acciones con un alto potencial de crecimiento a pesar de...

More Articles Like This