El “milagro portugués” fue un programa de mucho sacrificio y se lo asocia al ajuste que tuvieron que encarar. Se trata de una combinación de pragmatismo político, medida económica pro consumo y algo de azar, luego de un salvaje ajuste a cargo del gobierno que antecedió a Costa.

“Es un programa ortodoxo, sin grandes elementos diferentes a los que encaramos en Argentina pero con cuestiones más agresivas. En su momento la crisis la pilotearon el Banco Central Europeo y también el Fondo Monetario Internacional. Fue el resultado favorable de un programa que se ejecutó con mucho sacrificio. Y en ese país hay una psicología muy diferente a la nuestra. Los resultados no se ven en el corto plazo”, advirtió el economista José Siaba Serrate.

Mirá lo que opinan los especialistas en el programa: