“Lo primero que hay que tener claro es que entre comprar una propiedad e invertir, hay un abismo. Y la mayoría de inversores particulares no tiene acceso a invertir. Compran pero no tienen acceso a la inversión”, adelantó el CEO de INMSA.

“Invertir implica elegir un mercado que esté en distrés, o sea que haya caído, para contar con los activos en bancos y en subastas y de esa forma poder adquirirlos con fuertes descuentos. Es clave comenzar comprando a 30/40% por debajo del valor del mercado”, explicó Mariano Capellino.

Mirá la explicación de cómo funciona el modelo de negocios de inversión vs el tradicional.