Actualmente se negocia desde la dirigencia agropecuaria de la provincia de Buenos Aires cambios en el paquete impositivo que propone el gobernador Axel Kicillof a través de aumentos en el inmobiliario rural, a pesar que se contempla la situación de los pequeños productores que serán incluidos en un mecanismo de segmentación para obtener beneficios.

“La situación es delicada. Un estudio indica que el 54% del ingreso total de un planteo medio de la siembra de soja, se lo queda el Gobierno Nacional”, indicó Carlos González Prieto.

En cuanto al impuestazo inmobiliario al sector rural sobre el que se está trabajando “implica una suba promedio del 55%”.

Mirá la información en Qué Hacemos con los Pesos (Canal 26)