El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, se pronunció a favor de que la Argentina avance hacia la independencia energética al señalar que se trata de un país que actualmente “depende en un 13 por ciento de energía importada” para “solventar su actividad económica” pese a que “es rico en recursos”, al iniciar su exposición ante un plenario de comisiones del Senado.