Aluar es el único productor de aluminio primario de la República Argentina. Su principal fuente de ingresos deriva de las operaciones de exportación, que totalizan cerca del 70% de la actividad comercial, en tanto que abastece prácticamente la totalidad de la demanda de aluminio primario de la República Argentina.

Sus operaciones comprenden desde la obtención de aluminio en estado líquido hasta la fabricación de productos elaborados que se destinan a las industrias del transporte, packaging, construcción, electricidad, medicina y tratamiento de aguas.

COMPRAR

Desde la firma Rosental Inversiones, Federico Fiscella, analista financiero, comenta que “el papel sobre finales del año pasado sufrió el efecto de una especulación, bastante justificada, con un Gobierno cuyo caballito de batalla parece ser la obra pública. Estamos ante una empresa que es proveedora del sector de la construcción, única como fabricante de aluminio en Argentina”.

“Desde septiembre de 2015, empezó a valer $13 por papel. Venía de valer $ 6. O sea que prácticamente duplicó su valor. Ese fue su primer recorrido ante el recalentamiento de expectativas y apuesta fuerte por esa situación de ser el único proveedor de un insumo muy importante para el sector de la construcción”.

“A partir de ahí, empezó a ajustar un poco la situación porque recién la ampliación de partida presupuestaria para la obra pública llegó este año. No tuvo una caída pero empezó a operar en un rango de $8, luego $ 12, pasó a $9, ahora a $11. Si bien intenta superar los $ 11, parece estar en un piso de 10”.

“De todas formas, observamos que el rango operativo cada vez es más chico. En el mercado se dice que esto es una especie de lateralización de la cotización de la acción en un rango entre $9 y $11, en lo que fue el 2016”.

“Ahora parece estar por romper esa zona, aunque le cuesta. Pero en 2017 aparece nuevamente el tema de la apuesta por la partida presupuestaria que se aprobó el año pasado”.

Con respecto a las colocaciones en el plano internacional, “es una firma que tiene un porcentual de sus ventas altísimo en el exterior. Y el mercado en 2016 no la acompañó para marcar una diferencia por el atraso cambiario. Al ser una firma fuertemente exportadora, que el tipo de cambio no vaya acorde a la inflación, le afecta mucho”.

“Es un papel que esperamos rompa la barrera de los $ 11 y pueda llegar a $13 ó $13,50. En ese caso, te da una suba del 17% directo”.

“Tiene muy buenas proyecciones. Es una acción que recomendamos ampliamente en todas las carteras”.

“En todo el rubro de cemento, acero y aluminio vemos que los balances van a ser buenos. Hacia arriba tiene mucho por ganar y hacia abajo ya no hay mucho recorrido. Creemos que lo peor ya sucedió”.

MANTENER

Sebastián Arena, director  de la firma BAVSA, advierte que por ahora están sosteniendo la posición y analizando los próximos movimientos. “Los resultados de 2016 no fueron buenos con respecto al año anterior pero creemos que 2017 sí va a ser mejor”.

“Ahí implicará que hacia fines del año, puede ir el valor para los $13 pesos.  En términos relativos estamos hablando de un retorno total de alrededor del 20 %”.

“Con la volatilidad que tiene el activo, respecto de una Lebac o alguna caución que da casi lo mismo, no amerita”.

“Por esa razón la tenemos en revisión. No aconsejamos la compra, por ahora, pero tampoco la venta. En base a lo que vemos de los balances 2016, el año cerrará por debajo de los 2015, pero en 2017 sí se puede mejorar”.

MANTENER

Por su parte, desde la firma Allaria, Rodrigo Reyes Molina, del departamento de Research explica que “la Compañía espera que las primas de exportación muestren una leve recuperación en la medida en que se reduzcan los stocks de metal fuera de China. En el mercado local, estiman que habrá una paulatina recuperación durante el corriente año”.

“Con respecto al litigio con Pan Amercian Energy, Aluar informó que el tribunal arbitral falló a favor de PAE dando por válida la terminación del contrato. La compañía aclaró que, sin perjuicio del resultado del arbitraje, se mantiene en vigencia la oferta de PAE (aceptada por Aluar) de suministro de gas natural, a un precio desvinculado del precio del metal y con vigencia hasta el 1ro de enero 2018”.

“Asimismo, bajamos nuestra estimación de despachos al mercado local en el mediano plazo, estimando un mix de ventas menos favorable. Como resultado reducimos las estimaciones de EBITDA y de los márgenes operativos”.

“Con este análisis, bajamos la recomendación a Mantener”, concluyó.