La falta de rumbo amenaza con hacer estragos en el sector industrial. Es que sin reglas claras no se puede producir.

Para Federico Bunsow, CEO de Phronencial “algo van a tener que hacer claramente;  no mucho más tiempo la pyme va a soportar este nivel de incertidumbre de no saber a qué  precio comprar y mucho menos a qué precio vender. Tampoco saben cómo protegerse. Hoy la Pyme se tiene que proteger con su propia mercadería. La cobertura de cualquier tipo de inversión que realiza tiene una tasa de  interés real negativa. No quedan muchas alternativas.”

Tal como explica el analista las PYMES no pueden especular comprando bonos y acciones por lo que recomienda invertir en su propio negocio  “invirtiendo en más mercadería para stockearse.”

Por otro lado, si tiene la posibilidad, puede endeudarse. “La tasa de interés es negativa; si tiene un buen score crediticio, que le dé rosca y que espere. Aunque las tasas nominales son altas, en términos reales son negativas. Y va a ser así por un buen período. Hay muchos instrumentos en el mercado de capitales: cheques,  pagarés, obligaciones negociables simples, fideicomisos, etc. Todo está en una tasa de interés real negativa. Las Sociedades de Garantías Recíprocas son muy flexibles en cuanto al tipo de  contra garantía que dan. Y hay una ventaja: si mañana hay una corrida bancaria, el sector bancario por lo general se da vuelta y ajusta por cantidad y saca el financiamiento. El  mercado capital está ajustado por tasas. Con lo cual hoy una PYME tiene que estar  armando una ingeniería financiera muy delicada y ver cómo hace. Hay empresas que nunca se han endeudado que hoy se están endeudando y están comprando mercadería porque no saben cómo defenderse.”

El costo de la incertidumbre de la reposición es un tema muy sensible. “No se sabe a qué precio vender. En el sector de la construcción hay demanda, pero los proveedores no quieren vender y eso  obviamente exacerba los precios.”

LOS IMPORTADORES CON LA SOGA AL CUELLO

Si la alternativa es adelantar compras para protegerse de la inflación, el cepo a las importaciones es el obstáculo final para las actividades que dependen de la provisión externa de insumos.

El economista Pablo Goldín, señala que “se nota que el BCRA está reperfilando los pagos de importaciones; hay aproximadamente usd 5 mil millones involucrados.” Teniendo en cuenta que en el pasado el exportador existía un cupo para importar, y hoy eso no pasa, “El torniquete es absoluto”, alerta Bunsow..

En este contexto, como explica el periodista Carlos González Prieto, “quien todavía tienen chances de importar se desespera acelerando las importaciones en sectores que no están tan necesitados.”

EL MITO DE LOS PRODUCTORES QUE NO LIQUIDAN DÓLARES

Se dice que los productores agropecuarios son los máximos responsables de la sequía de dólares al negarse abrir las silobolsas. “La realidad es que su negocio es totalmente en pesos”, subraya Gonzalez Prieto quien explica la mecánica del negocio de la soja.  “La oferta y la demanda en la bolsa de Rosario , Buenos Aires, Quequén es en pesos. El que vende es el productor, el que compra es el exportador o la industria local y lo que hace la retención famosa es quitarle poder de  compra al exportador. Porque el exportador puja en la demanda por ese poroto de soja con el que tiene que alimentar chanchos, es decir el tema de las retenciones le quita  poder compra al exportador.”

EL PLAN DEL GOBIERNO PARA ACELERAR EL INGRESO DE DÓLARES DEL CAMPO

“El gobierno ahora está «amenazando» a los exportadores con un bono del 30% al productor agropecuario cada vez que vende una tonelada de soja-cuenta González Prieto- Y ese bono se lo va a poder vender el productor al exportador  para que el exportador pague retenciones con ese bono. Al exportador no les sirve esto porque deja de manejar el negocio y tener la sartén por el mango. Mi sensación es que esto que  dicen en el gobierno viene avanzando muy firme es una amenaza para los exportadores que son los que  tienen la posibilidad de tener la canilla más a mano para que entren los dólares que el gobierno necesita.  Igualmente no alcanza porque aunque se liquide más que en otros años, el horizonte es neutro.”