El proyecto de la nueva moratoria impositiva para personas y grandes empresas está definido y espera su paso por el Congreso. El plan abarca a todas las deuda vencidas hasta el 30 de junio del 2020 y todos los planes y facilidades que ya lanzó la AFIP y que están caídos, vencidos o anteriores se consolidan en un solo plan de regularización.

Guillermo Pérez, presidente de Grupo GNP, destacó que “esta moratoria es muy buena, es una clonación de la anterior pero es mejor porque es amplia. Abarca todo el universo de contribuyentes”.

Abarcará a todo tipo y tamaño de empresas, cada uno con sus requisitos. Además, incluye a las personas humanas –monotributistas y autónomos– que tienen deudas con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

“Te condonan las penalidades, te hace condonación de intereses resarcitorios, en un 10% para las deudas de 2018, 2019 y 2020, en 25 % para las de 2016 y 2017, un 50% para las de 2014 y 2015 y 55% las de 2013. Con 15% en pago al contado. Se puede tomar un amplio plan de cuotas. Por ahora entran las deudas vencidas al 30 de junio”, explicó Guillermo Pérez.

Si bien se ha puesto en cuestión el tema de las fechas de las deudas que incorpora (obligaciones al 30 de junio), Guilermo Pérez advirtió que “de acuerdo a cómo están redactada la norma, podrían extenderse y que más vencimientos entren en la moratoria”.

La medida tiene que pasar por el Congreso porque, a diferencia de los planes de pago, que sólo permiten refinanciar la deuda de los contribuyentes, las moratorias habilitan al fisco a perdonar parte de esos pasivos.

Mirá la nota completa en el programa.