Los rendimientos de las Lebac de más corto plazo, en este sentido, avanzaron un 2% en ese período hasta cerrar en el 26,60% anual; mientras que el billete cerró el mes casi sin movimientos.

Frente este panorama, distintos analistas aseguran que el “carry-trade” se posiciona otra vez como una buena oportunidad de inversión, aunque se debe estar atento a la evolución de la inflación y la liquidación de divisas del sector agropecuario.

Martin Defilippo, Portfolio Manager de Megainver, indicó “se estima que el Banco Central mantendrá las tasas de interés sin cambios en el corto plazo dado que el contexto inflacionario no condice con una baja”.

“Además, se espera un nuevo dato de inflación de marzo por encima de los objetivos del BCRA, por lo cual consideramos que la entidad esperará hasta mayo para evaluar un movimiento a la baja”, dijo.

Continuó: “(el presidente del Central, Federico) Sturzenegger aseguró que las expectativas del mercado acerca del tipo de cambio difería de las oficiales, lo cual llevó a intervenir en el mercado cambiario, asignándole una especie de techo de corto plazo”.

Sumado a eso, Defilippo destacó que “comienzan los meses de liquidación de cosecha gruesa lo cual, si bien no podemos asegurar que tenga el mismo comportamiento que los años anteriores, debería aportar una mayor oferta de divisas al mercado”.

Puntualizó que “estos factores hacen que se vuelva atractivo el ‘carry-trade’, el cual recomendamos llevarlo a cabo mediante instrumentos en pesos de corta duration. Dicho esto, dado el contexto de incertidumbre y volatilidad global, sugerimos mantener una proporción de posición de cobertura en dólares”.

El analista recomendó fondos comunes de inversión que tengan un alto componente de Lebacs, como el Megainver Renta Fija. Alternativamente, puede ser el fondo Megainver Ahorro, que tiene en su cartera aquellos instrumentos del BCRA, junto con fideicomisos financieros y obligaciones negociables, que poseen poca volatilidad y buen rendimiento en pesos. Además, para aprovechar el ‘carry-trade’ de estos meses de alta inflación, sugerimos posicionarse en fondos con benchmark CER/UVA, como el Megainver Retorno Absoluto.


Conocé los fondos de Megainver

En la misma línea, Ezequiel Ferrando, Portfolio Manager de Mariva, comentó que “en febrero, se observó una aceleración de la inflación, tanto en la headline como en la Core, al mismo tiempo que persiste la presión sobre el tipo de cambio reflejando una elevada volatilidad en la cotización de la divisa”.

Enfatizó que “ante este escenario, continuamos observando un Banco Central en sintonía gradualista en términos de flexibilización de la política monetaria, con poco espacio para una baja agresiva de tasas”.

Ferrando resaltó que “adicionalmente, se ha observado en las últimas jornadas a la autoridad monetaria interviniendo en el mercado de cambios para frenar la suba de la divisa, lo cual, de persistir, podría analizarse como un uso del tipo de cambio como ancla nominal transitorio, limitando los canales de transmisión a inflación (pass through) en meses sensibles por subas tarifarias programadas y negociaciones salariales; mecanismo adicional de absorción de pesos del mercado; reducción de la volatilidad del tipo de cambio, haciendo más atractivas las inversiones extranjeras en moneda doméstica, lo cual tendrá un rol importante en materia de financiamiento de las necesidades del Tesoro Nacional”.

Cabe recordar, además, consignó el analista, “que nos encontramos frente al primer mes de cosecha gruesa del agro, la cual comienza a percibirse en abril y se debería traducir en una mayor oferta de dólares (a pesar de no tener la obligación de ser liquidadas)”.

En este contexto, Ferrando consideró que “de corto plazo hay espacio para hacer ‘carry-trade’ en pesos, siendo los fondos de Lebacs cortos el instrumento ideal para maximizar el riesgo retorno de la inversión, como es el caso del MAF PESOS PLUS. De todas formas, recomendamos mantener una posición menor (10%) en activos en dólares de corta duration, pudiendo ser fondos en dólares tales como el MAF RENTA ARGENTINA así como también Letes en dólares o el AO20, siendo instrumentos a los cuales se puede acceder con pesos o dólares, y ofrecen una protección ante una depreciación de la moneda doméstica por cuestiones internas y/o externas”.

Agregó que “en una segunda etapa (mediano plazo) que comenzaría con la caída en la oferta de divisas del campo y mejores perspectivas inflacionarias, el BCRA tendría espacio para comenzar su ciclo de relajamiento de la política monetaria (sumado a presiones políticas por impacto en actividad), debilitando el tipo de cambio, por lo cual sería adecuado aumentar posiciones en moneda extranjera (60% dólares y 40% pesos), siendo los fondos estratégicos,  tal como el MAF RENTA, un buen vehículo para captar el trade de moneda y diversificación en la curva de pesos con posiciones en el bono híbrido ArgCer20 (A2M2) que, por las características del bono, comenzaría a incrementar su valoración de la parte fija 2019”.


Conocé los fondos de Mariva