Wall Street cotiza en alza este lunes, permaneciendo prudente con la esperanza de que la presidente de la Reserva Federal Janet Yellen confirme el privilegiar la política de espera vista la atonía de la economía estadounidense: el Dow Jones y el Nasdaq ganaban un 0,2%.

El viernes, la Bolsa de Nueva York registró un ligero descenso, pero sin perder la cabeza ante las malas cifras sobre el empleo estadounidense: el Dow Jones cedió 0,18% a 17.807,06 puntos y el Nasdaq, de dominante tecnológico, cayó 0,58% a 4.942,52 puntos.

En tanto, las bolsas europeas inician la semana con resultados dispares, respaldadas en parte por las ganancias en las acciones de las empresas mineras y petroleras tras el descenso registrado el viernes por los datos decepcionantes de empleo estadounidense en mayo.

Los débiles datos de empleo en Estados Unidos golpearon al dólar en los mercados cambiarios, pero su retroceso benefició a los precios de las materias primas, ya que la debilidad de la moneda estadounidense estimula la demanda de los consumidores que usan divisas distintas al dólar.

Tras conocerse el dato de empleo, los principales bancos de Wall Street esperan unánimemente que la Reserva Federal de Estados Unidos deje sin cambios su tasa de interés este mes, según los resultados de una encuesta elaborada por Reuters.

Los economistas consultados mencionaron como factores para respaldar sus opiniones una debilidad del empleo en Estados Unidos y la votación pendiente en Reino Unido sobre su permanencia en la Unión Europea.

Tokio

El índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró con una caída de 62,20 puntos, un 0,37%, hasta situarse en los 16.580,03 puntos.

El segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, retrocedió 4,80 puntos, un 0,36%, y se situó en las 1.332,43 unidades.

Por su parte, las acciones chinas cayeron, en medio de la cautela de los inversores antes de una serie de datos en las próximas semanas que les permitirán evaluar la salud de la economía.

Las pérdidas fueron limitadas por las esperanzas de que MSCI incluya a las acciones chinas en su índice de mercados emergentes en una decisión que anunciará la próxima semana, lo que podría provocar compras de inversores extranjeros.

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen cayó un 0,3%, a 3.178,79 puntos, mientras que el índice compuesto de Shanghái perdió un 0,2%, a 2.934,10 unidades.

“La próxima semana, el mercado se centrará en los datos económicos y de crédito de mayo”, escribió Gao Ting, director de estrategia para China de UBS Securities.

“Creemos que si la economía puede básicamente estabilizarse en los niveles de abril y si no hay una señal de ajuste considerable de la política monetaria, el mercado podría recibir algo de ayuda”, agregó.

Fuente Ambito