Wall Street opera este lunes a la baja y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, cedía un 0,2% en el arranque de una semana clave por la reunión de la Reserva Federal (Fed) y otros bancos centrales. En tanto, el selectivo S&P 500 bajaba un 0,1% y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdía un 0,2% .

Los operadores en la Bolsa de Nueva York (NYSE) guardaron un minuto de silencio poco antes del campanazo inicial de la apertura de la sesión en recuerdo a las víctimas de la masacre de Orlando (Florida).

Desde los primeros compases los tres indicadores se tiñeron de rojo en el arranque de una semana clave por la reunión de la Fed y otros bancos centrales y pendientes del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la Unión Europea del 23 de junio.

En tanto, las principales bolsas europeas cerraron este lunes en retroceso, lastradas por esa eventual salida y sus repercusiones en la economía del bloque.

En Londres, el índice FTSE 100 retrocedió un 1,2%, el CAC 40 del parqué parisino perdió un 1,8%, la bolsa de Fráncfort cayó un 1,8%, el parqué madrileño cedió un 2,2% y el Milán cerró con un descenso del 2,9%.

Tokio

La bolsa de Tokio cerró con pérdidas del 3,51%, su nivel más bajo en dos meses, por la apreciación del yen frente al dólar y al euro y por el temor al Brexit.

El Nikkei 225 de los principales valores perdió 582,18 puntos, hasta 16.019,18 enteros. El índice también se vio afectado por el cierre en negativo el viernes de Wall Street y la incertidumbre provocada por la matanza de Orlando (Estados Unidos).

Por su parte el índice Topix de todos los valores perdió 3,47%, hasta 1.284,54 puntos.

Por su parte, las acciones chinas se desplomaron más de un 3%, luego de que débiles datos de inversión aumentaron las preocupaciones sobre la salud de la economía china y en medio del temor a que el Reino Unido vote por salir de la Unión Europea en un referendo.

Las preocupaciones contrarrestaron el optimismo de que MSCI podría decidir esta semana añadir a las acciones chinas a su índice de mercados emergentes.

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen cayó un 3,1% a 3.066,34 puntos, mientras que el índice compuesto de Shanghái bajó un 3,2% a 2.832,51 puntos.

La confianza de los inversores también era frágil antes del primer aniversario del colapso de los mercados de valores de China en junio del 2015, que envió ondas de choque a través de los mercados financieros globales.

Fuente Ambito