Rogelio Frigerio descartó nuevas subas en los servicios públicos este año. “Consideramos que el ajuste tarifario 2016 está terminado”, dijo esta mañana durante una entrevista en Radio del Plata.

El ministro de Interior también se refirió a la polémica con los gobernadores patagónicos que consideraron muy alto el tope de 400% fijado por el Gobierno nacional para los aumentos en las boletas de gas.“Nosotros estamos de acuerdo también en que 400% es un aumento importante, pero bueno, durante 10 años estuvo congelado, sobre todo en la Patagonia”, dijo Frigerio.

Según el ministro, el congelamiento de las tarifas genera “que se está terminando precisamente el gas en Argentina”: “Este no es un tema fiscal, es un tema de generar incentivos para inversiones en nuestro país”.

El tope del incremento en 400% para la región patagónica no está bajando la cantidad de amparos presentados contra el aumento. En los dos últimos días, hubo anuncios de pedidos por otras medidas cautelares en Neuquén, San Martín de los Andes, Villa La Angostura, San Martín de los Andes y otras localidades de la zona.

En la provincia de Chubut y en Santa Cruz ya rigen amparos para suspender los aumentos.

El Gobierno decidió ponerles un tope de 400% para los consumos domiciliarios, pero mantiene el incremento a los comercios y las Pymes, que puede llegar a 1.300%.

El argumento oficial es que las tarifas estaban allí muy atrasadas ($ 0,15 por metro cúbico, un importe muy bajo a nivel internacional). Los patagónicos sostienen que es impagable.

Tanto Juan José Aranguren, ministro de Energía, como Frigerio dijeron el lunes que el Estado nacional “apelará” las cautelares que se vayan presentando. Las asociaciones de consumidores objetan, en sus argumentos legales, que no se realizaron “audiencias públicas”. Pero tanto las empresas como el Gobierno refutan que ese proceso ya se realizó y se encuentra reflejado en contratos firmados en 2010 entre las compañías y el Estado nacional, que el kirchnerismo no aplicó.

El ministro Frigerio admitió el lunes que los gobernadores le llevaron facturas con incrementos de 1.000% y 1.500% en distintos casos y que el Poder Ejecutivo nacional tomaba nota. Aranguren les explicó a los gobernadores que el país no tiene gas, y no puede importar más. ” Que se judicialice no va a hacer que haya más gas”, dijo.

Fuente IEco