Incluso, el canciller del gobierno interino de Michel Temer, José Serra, comentó que el Mercosur pierde un aliado en las negociaciones UE-Mercosur pero aclaró, por otra parte, que Gran Bretaña abre posibilidades comerciales estando fuera de la UE debido a que defiende el “libre mercado” con menos proteccionismo que el resto de los europeos.

El interrogante abierto por el “Brexit” en Brasil, la economía más grande América Latina que se encuentra en una grave crisis, pasa por saber si esto afectará el nuevo norte diplomático del gobierno interino, abrir nuevos mercados, sobre todo para la carne vacuna, y correr detrás de acuerdos de libre comercio.

Analistas consultados por Télam, Lucas Leite, profesor de Relaciones Internacionales de la universidad FAAP, y Thomaz Zanotto, director del Departamento de Relaciones Internacionales de la Federación de Industrias de San Pablo (Fiesp), coinciden en que la salida de Londres de la UE postergará la negociación para un acuerdo UE-Mercosur.

“Existe la posibilidad de que la UE se torne más proteccionista aún. Será más difícil, tal vez, una negociación de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea porque los europeos no quieren renunciar a su política de subsidios y ni Brasil ni Argentina encontrarán incentivos sin una agricultura abierta”, dijo Leite.

Gran Bretaña fue hasta 2014 el cuarto inversor de Brasil pero en la balanza comercial el comercio Brasilia-Londres representa al país sudamericano apenas el 1,5% de sus transacciones.

“El comercio con el Reino Unido -según Leite- no disminuirá y para Brasil es importante su relación con la UE por la importancia de las compras que realizan Alemania y Holanda a nuestro país. Es probable que los británicos busquen nuevos socios comerciales y América Latina entraría en esta estrategia, ya por fuera del bloque europeo, porque sufrirá consecuencias económicas”.

La poderosa central industrial Fiesp también cree que el impacto del ‘Brexit’ es inevitable.

“Inglaterra era uno de los miembros favorables al avance del acuerdo UE-Mercosur y con esto las negociaciones tienden a extenderse ya que los esfuerzos de la Unión Europea se concentrarán en los aspectos económico, jurídico y politico de la salida del Reino Unido. SIn embargo, creo en el éxito del acuerdo, existe consenso en el Mercosur para la conclusión de las negociaciones”, dijo Zanotto al ser consultado por Télam.

Con el país en recesión económica, según el dirigente de la Fiesp, la situación mundial creada por el “Brexit” “no es un factor positivo” para las finanzas de Brasil.

Zannotto argumentó que “el principal efecto del “Brexit” es el aumento de la falta de certezas ante un escenario mundial que es de bajo crecimiento y con capacidad productiva excedente, con lo cual no se contribuye a la recuperación brasileña, sobre todo en comercio exterior”.

Las relaciones políticas de Gran Bretaña y Brasil se afianzaron en los últimos años, sobre todo en el marco del diálogo cultural, económico y deportivo, con la llamada “transición” entre los juegos olímpicos Londres 2012 y Río de Janeiro 2016.

El canciller interino de Brasil dijo a periodistas el fin de semana pasado: “Vamos a mantener el ímpetu con la Unión Europea y aprovechar que los ingleses son un ‘free trader’ con los cuales podemos hacer buenos acuerdos”.

Al diario O Globo, aclaró que es “temprano para que Brasil o el Mercosur puedan buscar acuerdos con Gran Bretaña”.

El cientista Leite, de la Facultad Armando Alvares Penteado (Faap), comentó a esta agencia que con el gobierno de Mauricio Macri en Argentina y el nuevo perfil de la gestión interina de Temer en Brasil se abre un Mercosur “más liberal” con una “revisión casi urgente” frente a las demandas de los socios más pequeños, como Uruguay y Paraguay.

Para el dirigente de la Fiesp, la central industrial “está de acuerdo con el presidente Macri en establecer como prioridad absoluta darle una velocidad estratégica al bloque del Mercosur, como un acuerdo enfocado esencialmente en comercio”.

En cuanto al sector que menos cayó de la economía brasileña este año, el agropecuario y agro-industrial, las perspectiva con una Gran Bretaña menos proteccionista será una oportunidad para las exportaciones de Brasil: la carne es el 40% de las exportaciones, básicamente materias primas agrícolas como soja, y frutas.

El sector de frutas y carnes, por ejemplo, podría tener una barrera sanitaria en Gran Bretaña menos rígida que los actuales de la Unión Europea, por exigencia de países como España, Polonia o Francia, de acuerdo a Leticia Juliao, del Centro de Estudios Avanzados en Economía Aplicada (Cepea).