Damián, argentino de 37 años, radicado en Estados Unidos, después de unos años de no visitar el país, decide hacerlo durante un mes junto a su pareja, Kelly. Ambos tomaron la decisión de habitar durante el período vacacional en dos departamentos de alquiler temporario a través de un portal de alquiler de apartamentos y habitaciones privadas o compartidas. Alquilaron 15 días en un departamento en el barrio de San Telmo donde abonaron $ 500 por día, por lo tanto en dos semanas pagaron $ 7500, y los restantes 15 días en otro del barrio de Palermo, en este caso pagaron por permanecer allí $ 12.000 ($800 por día).

Para los propietarios de los departamentos esto se ha transformado en un interesante negocio. 

Los barrios porteños más frecuentados por los turistas son Palermo, Recoleta, y San Telmo. En los primeros dos barrios nombrados alquilar un departamento, dependiendo de sus características, oscila entre $ 800 (un ambiente) y $ 1500 (tres ambientes) por noche. En tanto, en San Telmo y Montserrat, desde $ 450 por noche en adelante.

Por otra parte, un monoambiente (para una o dos personas) en Palermo Hollywood lo están cobrando promedio $ 850 por noche. En muchos casos los departamentos son modernos y equipados en su totalidad, cuyos dueños ofrecen los servicios de Internet Wifi, ropa blanca, ropa de cama, y servicio de limpieza semanal. Además, muchos edificios cuentan con pileta, asador en el Sum, y parque. Otra alternativa que manejan los dueños es alquilar solo la habitación con un baño, y compartir la casa con el turista inquilino. En estos casos los costos son más económicos, cerca de $ 400 en el barrio de Palermo.

 El atractivo negocio de los propietarios de estos inmuebles es que si lo alquilan a un buen precio y lo hacen con una importante frecuencia, ganan más que un alquiler normal. Supongamos que un departamento en Palermo de características y dimensiones similares al que hablamos anteriormente se alquile en forma tradicional por inmobiliaria a $ 10.000 mensuales. En cambio, con el sistema de renta temporaria el propietario recaudaría $ 25.500 en 30 días. El promedio de ocupación anual es de 75% en los respectivos inmuebles. En el caso descripto anteriormente, si este porcentaje de ocupación se cumple, el ingreso anual de este dueño sería de $ 229.500, contra $120.000 en el sistema tradicional.

Desventajas

No todo es color de rosa para este sistema moderno de alquiler temporario, es importante destacar que cuenta con algunas desventajas. Una de ellas tiene que ver con el trabajo y la dedicación. Este sistema requiere de un importante sacrificio para responder y cumplir con todos los servicios ofrecidos, y es el dueño quien debe ocuparse, por ejemplo de la limpieza en las rotaciones de huéspedes. A su vez, debe ocuparse del cobro por los días alquilados, la coordinación para la entrega y devolución de las llaves, ayudar al turista durante la estadía. Es clave y determinante en este sistema brindar un correcto servicio para recibir buenos comentarios y calificaciones que permitan a futuro obtener mayor cantidad de clientes.

Más económico que alojarse en un hotel

Es importante destacar que los precios son más competitivos que los de los hoteles. Un hotel de tres estrellas en el barrio de Palermo o Recoleta (dos de los barrios con más presencia de turistas) cuesta por noche entre $ 1000 y $1500. Lo mismo ocurre con hoteles ubicados en el barrio de San Telmo y microcentro donde los costos por noche oscilan entre $ 600 y $ 900. Estos números marcan que alquilar en viviendas o habitaciones con el régimen temporario es más conveniente que alojarse en un hotel convencional. Y por eso el sistema tiene un gran potencial.

De hecho en el último año creció un 70% la oferta de casas, departamentos y habitaciones disponible para el alquiler temporario de turistas.