domingo, marzo 3, 2024

Negociación con el FMI: ¿Default encubierto?

La Argentina está jugando con fuego. Para presionar al FMI, el Ministro de Economía está trabajando con la idea de que podría dejar de pagarle al Fondo y que incluso lo haría junto con Egipto. El gran desacuerdo, no pasa por lo fiscal o lo monetario. El Fmi le está pidiendo al país que devalúe. ¿Cómo sigue la historia?

Must Read

El analista financiero Javier Timerman fue consultado al respecto en el programa televisivo “¿Qué hacemos con los pesos?” que se emite por A24. Él consideró importante el contexto electoral: “estamos en unos días electorales, meses electorales. El Fondo le prestó a un país: no le prestó a Suiza, le prestó a Argentina. Sabiendo todo lo que implica prestarle plata a Argentina. Y, lamentablemente, no hubo una política de estado respecto a cómo conducir esta relación con el Fondo”.

Sobre la negociación actual, Timerman explicaba que “lo que tenemos ahora es una negociación que tiene más que ver con el acceso a dólares que con las metas fiscales, porque a la Argentina no parece preocuparle tanto”. Consideró que “la parte de las metas, de todo lo que tiene que ver con lo específico de un acuerdo, lo tiene más o menos arreglado con el Fondo. Pero Argentina quiere que le den más dólares de lo que el fondo está dispuesto a darle en esta instancia, con las condiciones que Argentina no quiere cumplir”.

Por su parte, el estratega de inversiones José Echagüe, comenzaba analizando al Fondo Monetario Internacional en sí: “yo no creo que sea un organismo al cual le interese la plata, en el sentido de que no es un banco. No hay que entenderlo de esa manera” En relación al préstamo, relativizaba la cifra opinando que “40 mil millones de dólares es un montón de dinero para un país como Argentina. Pero para los países del G7, que es el fondo, no es nada. O sea, no estamos hablando de plata acá, estamos hablando de otra cosa”.

Volviendo nuevamente a la negociación, Echagüe ponía de relieve que “lo que se están discutiendo no son las metas, porque las metas se volvieron obsoletas a partir de una realidad que cambió por la sequía del año pasado. No había sido el caso de la guerra, que no cambió tanto el escenario, pero este año sí la sequía para Argentina fue dramática. Y, de hecho, cuando uno repasa lo que hizo Argentina, se ve un esfuerzo fiscal, un esfuerzo monetario, un esfuerzo de acumulación de reservas en el primer momento. Pero claramente todo eso cambió a partir de la sequía”.

Dejando en evidencia el rotundo cambio en las condiciones entre la firma del acuerdo y la situación actual, Echagüe decía que “si uno se va a la letra de lo que estaba firmado inicialmente, Argentina está incumplido en todas sus dimensiones, también en lo monetario. Pero esta vez es como que hay un poco de justificativo, a diferencia del año pasado, en donde eran un poco más difíciles de justificar algunos números. Entonces, el punto acá no son las metas. Las metas se volvieron obsoletas. No tiene sentido discutirlas. Creo que al fondo tampoco le interesa, porque tampoco le interesa discutir con un gobierno que está a punto de terminar; independientemente de lo que pueda hacer el próximo presidente. Es una posibilidad, pero ningún gobierno ni ningún organismo hacen un acuerdo de mediano plazo con un gobierno al que le quedan tres meses. Entonces, todo el mundo tiene incentivos para resolver esto de manera elegante”.

En este contexto, fue muy sorpresiva la propuesta en relación a una negociación conjunta entre Argentina y Egipto frente al Fondo Monetario Internacional; y no pareciera que fuera a prosperar. La próxima reunión con el Fondo tendrá más que ver con una ligera modificación de este acuerdo, pero a partir del año que viene va a haber que negociar un nuevo acuerdo con todas las cosas difíciles que van a tener que asentarse. En este momento, parece que lo que se va a hablar son más cosas técnicas respecto a cuándo se entregan y qué cantidad de dólares. Y este es un punto donde la negociación viene ya parada hace un tiempo, en la que cada parte va viendo qué forma tiene de “apretar” a la otra.

Por tanto, es probable que las partes se pongan de acuerdo en no fijar una fecha en la que pueda decirse que “la Argentina entró en default con el Fondo Monetario Internacional”. Según Echagüe, “lo que está buscando Argentina, más que nada, es que le entreguen dólares más allá de lo que debería recibir este año, o sea, que estamos buscando más dólares, y también que se obvie la revisión de plazos de septiembre, que es una fecha electoral”.

Según Javier Timerman, “Massa es una persona pragmática, en el sentido de que él va a ir lo mejor preparado a negociar con el Fondo para llegar a las elecciones de la mejor manera, estando en conflicto permanente y que el Fondo sea parte de la discusión diaria. Si fue, si no fue, si viajó la delegación, si no viajó la delegación; será todo parte de una estrategia para poder decir que ‘electoralmente me planteé con el fondo’. Y, no importa lo que le saque, lo va a plantear como una gran hazaña: ‘a mí me dejaron este quilombo, lo resolví’.

- PUBLICIDAD-spot_img

Latest News

- PUBLICIDAD-spot_img
- PUBLICIDAD-spot_img
- PUBLICIDAD-spot_img

Cantidad de escrituras de compraventa realizadas en diciembre 2023 

Actos de escrituras de compraventa 4560  Monto involucrado $ 233.571 millones  La cantidad total de las escrituras de compraventa de inmuebles...

More Articles Like This