En medio de renovadas tensiones comerciales entre USA y China, los mercados globales cayeron el último viernes, después de haber transitado por tres sesiones de alzas consecutivas. Esto sucede tras conocerse, a través de distintos portales, que China tomará medidas más duras, en materia de aranceles contra los EE.UU.

La Bolsa local sintió los avatares externos, y finalizó la rueda en territorio negativo. Empezando por los bonos, observamos una clara tendencia vendedora en la mayoría de los títulos públicos en dólares. Por el lado del S & P Merval, la baja llego al 1.40%, dejando un cierre en los 33.424 puntos. El monto operado en papeles privados continúa en niveles muy deprimidos.

En este contexto, para José Echagüe, Estratega de Consultatio, “no vendrá un rally alcista”. “Las acciones están vinculadas a un ciclo, luego está la incertidumbre electoral que probablemente se va a profundizar”.

Por su parte, Juan Salerno, de Compass Group, coincidió y remarcó que “con el riesgo político es muy difícil realizar pronósticos en el mercado de acciones local”.

Cuando se despeje el riego político, el mercado reaccionará muy rápidamente porque ya venimos de importantes caídas, remarcaron ambos analistas.