Las bolsas europeas operan con mayoría de bajas, cerca de sus niveles más bajos en tres semanas,atentas a la evolución del euro y a una nueva tanda de resultados empresariales.

Además, todavía parece pesar en los inversores los datos económicos flojos en China y Europa que volvieron a instalar la preocupación por el crecimiento global.

Ayer se conoció que la actividad en las fábricas chinas se contrajo en abril por decimocuarto mes consecutivo ante un estancamiento de la demanda, mostró un sondeo privado. Mientras, la producción manufacturera británica cayó inesperadamente el mes pasado a su menor nivel en tres años.

Asia

La Bolsa de Tokio no operó hoy al celebrarse en Japón la festividad nacional del Día de la Naturaleza.

Por su parte, las acciones chinas cerraron más o menos estables el miércoles, luego de que el mercado de Shanghái enfrentó presión cerca de un nivel de resistencia clave y en medio de señales de una débil actividad fabril.

El referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen cayó un 0,1%, a 3.209,46 puntos, mientras que el índice compuesto de Shanghái cerró estable, a 2.991,27 unidades. Para Shanghái, 3.000 puntos es un nivel de resistencia clave.

Los volúmenes de negociación en el mercado de Shanghái se han mantenido cerca de mínimos en cuatro meses en las últimas sesiones, limitados por una falta de convicción sobre la recuperación económica de China.

Fuente Ambito